«Jaulas» para 20 niños: así separa los EE.UU. de Trump a los menores migrantes de sus familias

El Alto Comisionado de las ONU para DD.HH. ha instado este lunes al gobierno de Estados Unidos a no separar a los niños de los inmigrantes irregulares en la frontera con México, una política calificada como «inadmisible» y «cruel»

Actualizado:

Dentro de un viejo almacén en el sur de Texas, cientos de niños esperan en una serie de jaulas creadas con cercas de metal. Una jaula tenía 20 niños dentro, ha informado la agencia Associated Press.

La Patrulla Fronteriza de Estados Unidos permitió el domingo a los periodistas visitar brevemente las instalaciones donde detienen a las familias arrestadas en la frontera sur de Estados Unidos, respondiendo a nuevas críticas y protestas por la política de «cero tolerancia» de la administración Trump y la consiguiente separación de familias.

Más de 1.100 personas se encontraban dentro de la instalación grande y oscura que se divide en alas separadas para niños no acompañados, adultos solos y madres y padres con niños. Las jaulas en cada ala se abren en áreas comunes para usar baños portátiles. La iluminación del techo en el almacén permanece encendida todo el día.

Política «inadmisible» y «cruel»

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha instado este lunes al gobierno de Estados Unidos a no separar a los niños de los inmigrantes irregulares en la frontera con México, una política calificada como «inadmisible» y «cruel».

«Y pensar que un Estado puede tratar de disuadir a los padres infligir tal abuso de los niños es inaceptable», dijo Zeid Ra'ad Al Hussein, la apertura de una sesión del Consejo de Derechos Humanos en Ginebra.

El gobierno de Estados Unidos reveló el viernes que su nueva política de tolerancia cero en la frontera con México ha llevado a 2.000 niños separados de sus padres desde mediados de abril, arrestados por ingresar ilegalmente a los Estados Unidos.

Estas revelaciones desencadenaron un acalorado debate en los Estados Unidos y llevaron a la Primera Dama de los Estados Unidos, Melania Trump, a abogar por un rápido acuerdo en el Congreso para adoptar una reforma migratoria, diciendo «odio ver a los niños separados de sus familias».

«Estoy profundamente preocupado por las políticas recientemente adoptadas que castigan a los niños por las acciones de sus padres», dijo Zeid en un discurso en la sede de la ONU en Ginebra, denunciando «prácticas crueles».

«Pido a Estados Unidos que detenga de inmediato la separación forzosa de estos niños, y aliento al gobierno a ratificar finalmente la Convención sobre los Derechos del Niño», agregó. Estados Unidos es el único país que no ha ratificado este texto, que protege los derechos fundamentales de los niños.