Human Rights Watch critica el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC

José Miguel Vivanco, director para las Américas de la organización, asegura que la «impunidad» que se ofrece a los criminales de guerra es «grotesca»

MADRIDActualizado:

José Miguel Vivanco, director para las Américas de Human Rights Watch, no duda en calificar el pacto alcanzado por el Ejecutivo colombiano y las FARC como una «oportunidad». Sin embargo, insiste en que posee «graves defectos» que hay que corregir. En una entrevista para la CNN en español esgrimió que castigar a criminales de guerra a realizar servicios para la comunidad es «grotescamente desproporcionado».

El abogado insiste en que «por muy alta que sea la calidad de los jueces (del tribunal colombiano), tendrán que sujetarse a los términos de la negociación. Y estos términos son bastante tramposos». De acuerdo con la ONG, lo pactado con la paz representa un retroceso en materia de defensa de los derechos humanos en el mundo. Es la razón por la que «la comunidad internacional no debería hacer la vista gorda» ante lo que considera una «fachada de Justicia en nombre de la paz».

Vivanco pide a organismos internacionales como la OEA (Organización de Estados Americanos) y la Corte Penal Internacional que presionen al país para que cambie el acuerdo. Además, asegura haber estado en comunicación con ambos organismos. «Yo espero que puedan en algún momento, tener un pronunciamiento que llame la atención respecto a las graves falencias (errores, carencias) con el que cuenta este acuerdo de víctimas», declaró a lo largo de la entrevista.