La explosión en el centro de Ankara - AFP

Al menos 37 muertos y 125 heridos por una fuerte explosión en el corazón de la capital de Turquía

La detonación, posiblemente un coche bomba, ha ocurrido en el parque Guven de Ankara, cerca de una estación de policía

ANKARAActualizado:

Una nueva jornada de terror en Turquía. Ya son tres explosiones brutales en el corazón de grandes ciudades turcas en tan solo tres meses. El 2016 ha arrancado en el país eurasiático con la misma dinámica sangrienta que comenzó el año pasado. Este domingo la tragedia ha golpeado a la capital, Ankara, a pocos metros del mismo lugar en el que hace menos de un mes murieron 29 personas.

Un coche bomba explotó a las 18:45 (hora local) en la céntrica plaza de Kizilay, según informó la oficina del Gobernador de Ankara. De acuerdo con los datos proporcionados por la administración local, al menos 37 personas han muerto y otras 125 han resultado heridas.

La explosión se produjo entre dos autobuses de pasajeros, junto a una parada en la que se acumulaban numerosas personas. Medios locales informaron de que el coche se empotró contra uno de los autobuses antes de estallar.

Las imágenes de los momentos inmediatamente posteriores mostraban la devastación producida por la potencia de la explosión. Diversos vehículos quedaron completamente calcinados y la columna de humo se podía observar desde más de un kilómetro a la redonda.

La gran pregunta ahora es quién está detrás de este ataque. No hay declaraciones oficiales al respecto, pero dos son los principales sospechosos. Por un lado se encuentran los terroristas del autodenominado Estado Islámico. Militantes yihadistas llevaron a cabo el atentado del pasado mes de octubre en la capital turca, el peor en la historia reciente del país, que dejó 102 muertos. Otro de estos terroristas cometió el ataque suicida que acabó con la vida de una decena de turistas alemanes en Estambul, en la monumental plaza de Sultanahmet.

Por otra parte están los diversos grupos armados relacionados con el nacionalismo kurdo. Según información publicada por la agencia de noticias Reuters, una fuente de los servicios de seguridad señaló que las investigaciones iniciales apuntan al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)o a algún otro grupo de su entorno. Los Halcones de la Libertad del Kurdistán, un grupo escindido del PKK por sus posturas más extremistas, clamó responsabilidad por el atentado de hace un mes en la capital, que tuvo por principal objetivo un convoy militar.

Por el lugar escogido para el ataque, el objetivo de la explosión de ayer parece haber sido acabar con el mayor número posible de vidas civiles. Las dudas sobre la seguridad en la capital turca se han disparado. Hace tan solo tres días la Embajada de Estados Unidos en Ankara advertía a sus ciudadanos sobre la posibilidad de un atentado en la ciudad y recomendaba que evitaran el barrio de Bahçelievler, muy cercano al lugar de la explosión de este domingo.

Tras el atentado, las autoridades turcas emitieron la ya tradicional prohibición de mostrar imágenes del lugar del ataque. Numerosos internautas mostraron su enfado por la la notable lentitud con la que funcionaban las conexiones a las redes sociales en Turquía.