Varios refugiados en el campamento de Ventimiglia
Varios refugiados en el campamento de Ventimiglia - AFP

Francia, campeona de Europa en materia de internamiento de extranjeros menores de edad

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ha condenado varias veces a Francia por estos internamientos

Actualizado:

Francia no separa a los niños de sus padres/madres inmigrantes, pero es la «campeona» europea en materia de «internamiento» de extranjeros de todas las edades, con un incremento sensible de los menores.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) ha condenado a Francia en varias ocasiones. En vano. En 2017, más de 300 menores (6 por semana) fueron internados policialmente en centros de retención administrativa, en unas condiciones que la Controladora general de los lugares de privación de libertad (CGLPL, institución oficiosa, de carácter consultivo) ha calificado de «amenazantes para la integridad psíquica de los menores».

Adeline Hazan, la actual Controladora, publicó hace semanas un informe denunciando el comportamiento de «ciertas prefecturas», poniendo en práctica una política «brutal y deliberada» destinada a facilitar las expulsiones de familias enteras.

El internamiento de menores en centro de retención administrativas quizá sea el aspecto más dramático de un problema mucho más grande y complejo: sucesivos gobiernos franceses retienen en esos centros policiales a una media anual de más de 46.000 extranjeros en situación irregular.

El TEDH condenó a Francia el 2012 y el 2016, tras analizar los casos conocidos de detención e internamiento de menores, sin conseguir nunca que los gobiernos de Nicolas Sarkozy y François Hollande modificasen sustancialmente sus políticas policiales y judiciales contra la inmigración ilegal, muy restrictivas.

Francia no separa a los menores de sus familias, cuando son detenidos. Pero las condiciones del internamiento de padres, madres y menores tampoco es «ideal», bien al contrario. El internamiento «común» crea con frecuencia situaciones muy tensas: padres, madres e hijos pueden asistir a escena de «tensión» policial de violencia mal conocida.

Con una media anual de más de 46.000 detenciones e internamiento de extranjeros en situación precaria, irregular o ilegal, Francia es la «campeona» europea. El número extranjeros detenidos e internados, antes de ser expulsados, es cinco veces superior a los internados en España, diez veces superior a los internados en Alemania o el Reino Unido