@oskaroos | Vídeo: AT

Fallecen 76 personas en México tras explotar un oleoducto mientras lo saqueaban

El accidente ocurrió durante la noche de este viernes en el municipio de Tlahuelilpan, cuando decenas de personas se llevaban en cubetas y bidones el combustible

Corresponsal en Ciudad de MexicoActualizado:

Al menos de 76 personas fallecieron y otras 71 resultaron heridas tras explosionar un oleoducto en México cuando era saqueado por decenas de ciudadanos. La explosión tuvo lugar en el oleoducto Tuxpan-Tula, una tubería que pasa cerca del municipio de Tlahuelipan que se encuentra a hora y media en coche al norte de la Ciudad de México, la capital. Medios locales publicaron vídeos mostrando el antes y después de la catástrofe, que tuvo lugar sobre las siete de la tarde del viernes, la madrugada en España.

Antes de la explosión, cientos de personas se apiñaban alrededor de la fuga para saquear el combustible. Como si de un géiser se tratara, la tubería proyectaba miles de litros de gasolina hacia el cielo que era recogida por los ciudadanos en garrafas y bidones, cuando una chispa provocó un trágico incendio que ocurre en medio de la estrategia del nuevo gobierno de México para combatir el robo de combustible de las tuberías de Petróleos Mexicanos (Pemex), la petrolera estatal.

«Lamento mucho la grave situación que se padece en Tlahuelilpan por la explosión de un ducto. Llamo a todo el Gobierno a prestar auxilio a la gente en el sitio», dijo en dos tuits el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, sobre una catástrofe que tiene lugar tras varios días de desabasto de combustible en el centro del país, después de que el Gobierno cerrara cuatro de los trece oleoductos de Pemex para poner fin al robo de gasolina, una práctica conocida como «huachicoleo».

La Fiscalía ya ha anunciado que ha abierto una investigación para depurar responsabilidades. Según medios locales, unas dos horas antes de la catástrofe se reportó una fuga en el oleoducto y el Ejército mexicano estableció un cordón de seguridad. Sin embargo, los militares no lograron controlar a un grupo más de 200 personas que rompieron el cerco para saquear el combustible que emanaba de la brecha.

En los últimos días, el desabasto de combustible ha generado pánico entre la población mexicana, que hacía acopio de gasolina ante la situación de incertidumbre. Pemex pierde al año unos 60.000 millones de pesos, aproximadamente 2.700 millones de euros, debido al «huachicoleo». Con una de deuda de unos 100.000 millones de dólares, la estatal es una de las empresas más endeudadas del mundo.