El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en el complejo de la Embajada en Bagdad el pasado enero
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, en el complejo de la Embajada en Bagdad el pasado enero - Reuters

EE.UU. retira personal de la Embajada en Irak ante el aumento de la tensión con Irán

Alemania suspende las operaciones de formación militar a efectivos iraquíes

Bagdad / BerlínActualizado:

El aumento de la tensión entre Estados Unidos e Irán ha llevado a Washington a ordenar la retirada de personal no esencial de su Embajada en Irak por seguridad, mientras que Alemania ha suspendido el adiestramiento que llevaba a cabo a efectivos locales en este país.

Estados Unidos ordenó este miércoles evacuar al personal no esencial de su Embajada en Irak y de su consulado en Erbil, capital de la región del Kurdistán (norte), por motivos de seguridad. A raíz de esta decisión, los servicios de emisión de visados se suspenderán de forma temporal en los consulados de Bagdad y Erbil, según un comunicado de la Embajada.

En la nota, en la que no explica el motivo por el que se ha ordenado la evacuación, se advierte de que la capacidad de proveer servicios de emergencia a los ciudadanos estadounidenses en Irak será «limitada» mientras dure la suspensión, informa Efe.

La Embajada recomendó a sus ciudadanos que salgan de Irak «tan pronto como sea posible» por medios de transporte comerciales, que eviten instalaciones estadounidenses en Irak, que revisen sus planes de seguridad personales y que estén atentos a los medios de comunicación locales.

La evacuación del personal diplomático se produce en pleno aumento de tensión entre Washington e Irán, país vecino a Irak y con gran influencia en Bagdad.

En la última semana, EE.UU. ha enviado al golfo Pérsico el portaaviones USS Abraham Lincoln, el buque de asalto anfibio USS Arlington, misiles Patriot y bombarderos, tras denunciar que había detectado «indicios» de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas e intereses en Oriente Medio.

Por su parte, las Fuerzas Armadas de Alemania han suspendido sus labores de formación a los efectivos locales en Irak, también por la escalada de tensiones en la zona. Alemania ha consultado con sus socios en la coalición contra el grupo terrorista Daesh antes de tomar esta decisión, que afecta a los casi 160 militares que tiene actualmente desplegados en el país árabe, según fuentes militares citadas por la agencia de noticias DPA.

Estas tropas participan principalmente en labores de entrenamiento de las fuerzas peshmerga, los combatientes kurdos iraquíes. El Gobierno de Angela Merkel había aprobado en marzo el refuerzo del despliegue, con la intención también de expandir su presencia en Bagdad.

El Mando Central de las fuerzas de Estados Unidos advirtió el martes de «amenazas inminentes» sobre las tropas norteamericanas en Irak por parte de fuerzas respaldadas por Irán. Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado coincidiendo con el primer aniversario de la ruptura norteamericana del pacto nuclear de 2015.

Emiratos Árabes Unidos denunció el domingo que cuatro buques comerciales habían sufrido actos de sabotaje frente a las costas de Fuyaira, uno de los principales puertos cerca del estrecho de Ormuz, un paso vital para el transporte naval de petróleo a nivel internacional.

El pasado septiembre EE.UU. había cerrado su consulado en Basora (sur) después de que se registraran disparos en las inmediaciones del edificio, de los que Washington culpó a las milicias apoyadas por Irán. Los disparos en las cercanías del consulado de Basora se produjeron en el contexto de unas protestas multitudinarias, motivadas por una crisis en el sistema de abastecimiento de agua, en las que también resultó incendiado el consulado iraní.