Daesh vuelve a golpear a civiles y fuerzas iraquíes en la guerra por Mosul

La ofensiva gubernamental, que había sufrido una pausa por el mal tiempo, fue relanzada hoy en el frente septentrional de Mosul, donde los combates se alargaron durante toda la jornada del sábado.

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El grupo terrorista Daesh causó hoy al menos 14 muertes entre civiles y fuerzas iraquíes en dos frentes de la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, en una jornada cruenta en la que el Ejército retomó su ofensiva contra los yihadistas.

Al menos cinco combatientes de las Fuerzas de Guardia de Nínive, una milicia iraquí que participa en el Ejército en la ofensiva contra el grupo terrorista, fallecieron en los combates cuando trataban de recuperar la Academia de la Policía, localizada en el norte de la urbe.

La ofensiva gubernamental, que había sufrido una pausa por el mal tiempo, fue relanzada hoy en el frente septentrional de Mosul, donde los combates se alargaron durante toda la jornada del sábado.

La Comandancia de las Operaciones para la Liberación de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, informó de que cuatro brigadas del Ejército iraquí, acompañadas de los milicianos, lograron liberar el barrio Al Zaitun a primeras horas de la mañana.

No obstante, Daesh ofreció resistencia y obligó a recular a los soldados, además de causar al menos cinco bajas en sus enemigos cuando las fuerzas gubernamentales trataban de asegurar el control de la Academia de Policía, que al final del día terminó en manos gubernamentales.

En los barrios del este de Mosul, los yihadistas respondieron hoy con sendos ataques de morteros contra los barrios de Al Zuhur, que está bajo control gubernamental, y Al Qudis, una vecindad que había sido retomada el pasado noviembre por las fuerzas iraquíes y que ha vuelto a cambiar de manos.

Las fuerzas iraquíes se retiraron semanas después de Al Qudis al no conseguir contener las constantes ofensivas del EI en esa zona. En estos ataques murieron al menos nueve civiles y otras 17 personas resultaron heridas, según fuentes del Gobierno de Nínive. El cerco de los terroristas en este barrio impidió que los cuerpos de rescate pudieran adentrarse en la zona para evacuar a los heridos, según dijo a Efe el miembro del Consejo de la provincia de Nínive Husamaldín al Abar.

Al Abar agregó que "el grupo terrorista tiene cada día como objetivos a los civiles en los barrios liberados, como castigo por respaldar a las fuerzas iraquíes".