Un palestino protesta en frente del asentamiento israelí de Qadumim
Un palestino protesta en frente del asentamiento israelí de Qadumim - AFP

El Consejo de Seguridad de la ONU exige el fin de los asentamientos israelíes

El Gobierno de Israel acusa a Estados Unidos de haberles abandonado por no haber vetado la resolución

Actualizado:

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha aprobado este viernes unar esolución que condena la política de asentamientos de Israel y exige su cese completo e inmediato. Tras haber vetado una resolución similar en el año 2011, Estados Unidos se ha abstenido, permitiendo con ello que el texto saliese adelante con el respaldo del resto de miembros del Consejo de Seguridad.

La postura estadounidense supone un paso importante por parte del presidente saliente, Barack Obama, que en los últimos meses ha endurecido el tono contra los asentamientos. Su sucesor, Donald Trump, había pedido a Obama que vetase la resolución e intercedió con éxito ante Egipto, el impulsor original del texto, para que pospusiese la votación. No en vano, Trump ya ha dicho a través de su cuenta de Twitter que «las cosas serán diferentes en la ONU» cuando sea investido.

La resolución aprobada hoy exige a Israel el cese de su política de asentamientos en territorios palestinos, incluido Jerusalén oriental, e insiste en que la solución al conflicto de Oriente Medio pasa por la creación de un Estado palestino que conviva junto a Israel. Esa vía, sin embargo, está en peligro por la expansión de las colonias, que está llevando a una «realidad de un Estado», señala el texto.

Según la resolución, los asentamientos «constituyen una flagrante violación de la ley internacional y un gran obstáculo para conseguir una solución de dos estados, así como una paz, justa, duradera y completa». Además, el Consejo de Seguridad reitera que no reconocerá ningún cambio a las líneas trazadas en 1967 a no ser que sea acordado por las dos partes a través de negociaciones.

Críticas israelíes a la postura de EE.UU.

Desde Israel han criticado con dureza la abstención estadounidense. «Esperábamos que el mayor aliado de Israel actuase de acuerdo con los valores que compartimos y que hubiese vetado esta vergonzosa resolución», señaló en una primera reacción Danny Danon, el embajador israelí en Naciones Unidas.

Danon se mostró convencido de que «la nueva Administración de EE.UU. y el nuevo secretario general de la ONU darán lugar a una nueva era en términos de la relación de la ONU con Israel. Ni el Consejo de Seguridad ni la Unesco pueden cortar el lazo entre el pueblo de Israel y la tierra de Israel», aseguró en un comunicado el embajador, en referencia a las decisiones recientes de esos dos órganos.