La comunidad internacional coincide: «Gadafi debe marcharse»
Residentes de Trípoli saludan el avance de los rebeldes - ap

La comunidad internacional coincide: «Gadafi debe marcharse»

Los principales gobiernos coinciden en sus reacciones al cerco rebelde a Trípoli, donde Gadafi aún resiste pese a la detención de sus hijos

abc
madrid Actualizado:

Los principales gobiernos europeos han seguido a la declaración de Obama, que pidió esta madrugada la marcha inmediata de Gadafi después de que el bando rebelde haya entrado en Trípoli y tenga al líder libio contra las cuerdas.

«No más sangre»

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, ha exigido a Muamar el Gadafi que abandone inmediatamente el poder y que evite más derramamiento de sangre.

«Estamos viendo los últimos momentos del régimen de Gadafi. Insto a Gadafi a renunciar inmediatamente y a evitar más derramamiento de sangre», afirmó la alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea.

«Transición democrática»

La Unión Europea ha afirmado Gadafi debe abandonar de inmediato el poder, y dar paso a una transición democrática e integradora en Libia. «Gadafi debe marcharse», señaló una fuente comunitaria.

La Unión Europea siempre ha defendido «una transición democrática e integradora en Libia», añadió y explicó que la Comisión Europea elabora un comunicado al respecto.

Gadafi ante la justicia

El primer ministro británico, David Cameron, ha instado al líder libio, Muamar Gadafi, a abandonar la lucha sin condiciones. En una breve intervención ante la prensa en Downing Street, Cameron ha reconocido que le gustaría que Gadafi compareciera ante la justicia pero «Libia es país soberano y es asunto de las nuevas autoridades decidir» qué ocurre con el mandatario.

«Rendición»

El ministro italiano de Asuntos Exteriores, Franco Frattini, ha asegurado en la mañana del lunes que solo entre el 10 y el 15% de Trípoli sigue en manos del coronel Gadafi.

Frattini agregó que «no hay espacio para mediaciones o salvoconductos» y que la única alternativa para el líder libio es «la rendición y el inicio de un proceso de la justicia internacional».

«Es simple: Gadafi debe irse»

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fue el primero en hablar para instar a Gadafi a abandonar el poder «de una vez por todas» para evitar más víctimas. En un comunicado divulgado por la Casa Blanca, Obama consideró que «la forma más segura de acabar con el baño de sangre» es que su mandatario abandone el poder: «Es simple: Gadafi necesita reconocer que su mandato ha llegado a su fin».

«Aceptar la derrota»

El presidente del Comité de Asuntos Internacionales de la Duma o Cámara de Diputados de Rusia, Konstantín Kosachov, afirmó que el dictador libio, el coronel Muamar el Gadafi, debe «aceptar su derrota».

«A juzgar por las informaciones procedentes desde Libia, la situación de Gadafi ha pasado el punto de no retorno, él no tiene posibilidades de controlar la situación ni siquiera en Trípoli».

¿Rumbo a Sudáfrica?

Sudáfrica no está facilitando la salida de Gadafi de Libia y sabe que el líder libio no buscará así en este país después de que los rebeldes que desde hace meses luchan contra él hayan entrado en Trípoli, según ha señalado este lunes la ministra de Exteriores, Maite Nkoana-Mashabane.

Asimismo, la ministra ha negado en declaraciones en Johannesburgo que Sudáfrica haya enviado un avión a Libia para que Gadafi pueda abandonar el país y ha dicho que no se conoce el paradero actual del líder libio, que gobierna el país desde hace 41 años.

«¡Qué descaro!»

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ha acusado a Estados Unidos y a sus socios europeos de perpetrar una «masacre» en Libia para hacerse con el control de las riquezas del país árabe.

«Están produciendo una masacre y excusándose en que lo hacen para salvar vidas. ¡Qué descaro, qué cinismo!. Es la excusa para invadir, para tomar un país y sus riquezas», ha dicho Chávez en un discurso transmitido por Venezolana de Televisión (VTV).

«Transición pacífica»

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, ha hecho un llamamiento este lunes a las fuerzas leales al líder libio, Muamar Gadafi, a que «cesen inmediatamente la violencia» y abran el camino a una «transición pacífica» en Libia.

En una declaración en la sede de la ONU, Ban ha considerado «crucial» que el conflicto termine y «no haya más pérdidas de vida».

En cuanto al futuro que tienen por delante los libios, ha prometido que Naciones Unidas prestará «toda la asistencia posible».

«Transición, rápida y pacífica»

El ministro de Exteriores jordano, Nasser Judeh, ha señalado este lunes que Jordania está siguiendo de cerca los "rápidos acontecimientos" que se están produciendo en Libia y que espera que se produzca "una transición del poder rápida y pacífica", informa la agencia oficial Petra.

Según Judeh, cualquier transición en el poder en Libia debería permitir a las fuerzas políticas y sociales acordar una hoja de ruta que siente las bases para un nuevo régimen democrático, para lo que el Consejo Nacional de Transición tiene un papel fundamental.

Por otra parte, el ministro jordano ha subrayado la importancia de que la reconstrucción en Libia se lleve a cabo de forma que se preserve su integridad territorial, soberanía e independencia. Así las cosas, se ha mostrado esperanzado de que los últimos acontecimientos en Trípoli acaben con la "catastrófica" situación que viven los libios y con el derramamiento de sangre.

«Servir de lección» para Oriente

«Lo que ha sucedido en Libia es una lección para los líderes de la región. Demuestra que los líderes que no escuchan a su pueblo no pueden permanecer en el poder», ha dicho el ministro de exteriores turco, Ahmet Davutoglu, durante una gira por países africanos.

Sus palabras han sido interpretadas como un mensaje al presidente de Siria, Bashar El Assad, con quien Turquía ha mantenido buenas relaciones hasta hace muy poco, igual que sucedió con la Libia de Gadafi hasta el inicio de la insurrección, según informa el corresponsal en Estabul, Daniel Iriarte.

China, participante en la reconstrucción

China, uno de los principales sostenes económicos del régimen de Trípoli, quiere seguir invirtiendo en este país árabe rico en petróleo y participando en la reconstrucción de la Libia post-Gadafi.

Sin hacer mención al dictador ni a los rebeldes, el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Ma Zhaoxu, ha anunciado que «China respeta la opción del pueblo libio, espera que la situación vuelva a la normalidad lo antes posible y tiene intención de trabajar con la comunidad internacional para jugar un papel activo en la futura reconstrucción del país».

El régimen de Pekín, que intentó mediar entre ambas partes, ha invertido 18.000 millones de dólares (12.488 millones de euros) en Libia y evacuó a 35.000 de sus nacionales que trabajaban en el país cuando estalló la guerra, informa nuestro corresponsal en Pekín, Pablo M. Díez.

«Creación rápida de estructuras políticas»

La canciller alemana, Angela Merkel, abogó hoy en Zagreb porque la creación en Libia lo antes posible de estructuras políticas que posibiliten la transición a la democracia y que se asegure que el dinero del que todavía dispone el líder Muamar el Gadafi se destine a estos fines.

«Reviste enorme importancia impedir en primer lugar el ulterior derramamiento de la sangre. Es necesaria la creación rápida de estructuras políticas que posibiliten la transición de la situación actual a una sociedad de paz, democracia y libertad, ya que los libios han sufrido ya demasiado», dijo Merkel en rueda de prensa.

Subrayó también la importancia de «asegurar que los recursos financieros de los que Gadafi todavía dispone en nombre del pueblo libio y de Libia, sean utilizados para financiar esa transición a la democracia».

«Luego conversaremos con el Consejo de Transición de los insurgentes que está asumiendo ahora el poder, acerca de las estructuras democráticas, de cómo será esa sociedad. adónde va..», dijo la jefa del Gobierno alemán.

La canciller evaluó que por ahora es prematuro precisar los pasos que Alemania y la Unión Europea (UE) tomarán respecto a la situación en Libia, pero avanzó que «todo ello irá a través de la ONU».