Dos bombarderos nucleares rusos llegan a Caracas para defender al país de la amenaza extranjera

El ministro de la Defensa Vladimir Padrino López les dio la bienvenida y aseguró que «nos estamos preparando para defender a Venezuela»

Corresponsal en CaracasActualizado:

Sensación y temeridad. El ministro de la Defensa Vladimir Padrino López le dio la bienvenida a una flota de aviones rusos, entre ellos dos imponentes TU-160 bombarderos nucleares, que aterrizaron hoy en el aeropuerto internacional Simón Bolívar, en Maiquetía.

En la rampa 4 de uso exclusivo del Gobierno venezolano, el general Padrino López celebró la llegada de los aviones de guerra rusos para participar en una operación conjunta con la Fuerza Aérea bolivariana.

Ante el impactante y sorpresivo despliegue de la fuerza aérea rusa, el general Padrino López tranquilizó a los sorprendidos espectadores: «nadie en el mundo tema por la presencia de los aviones logísticos que han pisado territorio venezolano, somos constructores de la paz, no de la guerra».

«Bienvenidos a la Patria del Libertador Simón Bolívar y el comandante Hugo Chávez (…). Las relaciones de Rusia-Venezuela han venido construyendo más que una cooperación, una amistad», manifestó el general.

La flotilla rusa de 4 aviones está compuesta por dos caza bombarderos TU-160 que transportan misiles nucleares. Son los aviones de guerra más grandes de su tipo que fueron utilizados en Siria. En inglés se les llama «White swan». Los complementan un avión AN-14 de transporte y carga militar y otro avión de pasajeros Il-62. También 100 pilotos rusos.

El ministro Padrino aseguró que «nos estamos preparando para defender a Venezuela, hasta el último palmo cuando sea necesario, eso lo vamos a hacer con nuestros amigos, que defienden las relaciones respetuosas entre los Estados».

El embajador ruso en Caracas, Vladímir Zaemskiy, manifestó que una de las áreas de cooperación entre ambas naciones es la militar, «se está desarrollando de una manera muy fructuosa en los últimos tiempos; ¡Viva Venezuela! ¡Viva Rusia! ¡Viva la amistad rusa-venezolana!».

Sin embargo, la llegada de los aviones de guerra rusos no es bien vista por otros sectores. El exministro de Alimentos, el general Hebert García Plaza criticó al ministro Vladimir Padrino al preguntarle por twitter ¿por qué los rusos en vez de traer aviones militares a Venezuela no nos ayudan a resolver la crisis humanitaria que hoy existe en el país, con alimentos y medicinas? «Porque les interesa aprovecharse económicamente del conflicto irresponsable».

El opositor Carlos Ramírez López también criticó la llegada de los aviones rusos porque debe ser autorizada por la Asamblea Nacional (AN). En el artículo 187 de la constitución venezolana establece que corresponde a la AN «autorizar el empleo de misiones militares de venezolanos en el exterior o de extranjeros en el país» y «sin esa autorización estamos ante una invasión militar rusa».