Imagen de uno de los autores del atentado de Nueva Zelanda
Imagen de uno de los autores del atentado de Nueva Zelanda

Uno de los autores del atentado de Nueva Zelanda es un extremista australiano

Ninguno de los detenidos estaba fichado por la Policía

Atentado en Nueva Zelanda: al menos 49 muertos en el tiroteo en dos mezquitas de Christchurch

Vídeo del momento del atentado de Nueva Zelanda difundido en Facebook Live

Actualizado:

Uno de los tiradores que han matado este viernes a 49 personas en en el doble atentado de Nueva Zelanda es un extremista de derechas australiano, según ha asegurado el primer ministro de Australia, Scott Morrison.

Se ha confirmado que ese pistolero es Brenton Tarrant, de 28 años, quien escribió un manifiesto de 37 páginas declarando sus malas intenciones. El hombre transmitió en vivo su ataque por Facebook, que luego fue recogido por un canal de YouTube, disparando a los fieles con su arma semiautomática mientras se reunían para las oraciones del viernes en la mezquita de Masjid Al Noor.

El manifiesto se tituló «El gran reemplazo» y se publicó en un sitio web de tablero de mensajes. Brenton Tarrant, Se describió a sí mismo como «solo un hombre blanco común, de 28 años. Nacido en Australia de una familia de clase trabajadora y de bajos ingresos». Bajo el encabezado «¿Por qué llevaron a cabo el ataque?», dijo que era para vengarse de «miles de muertes causadas por invasores extranjeros».

Los testigos dijeron que primero fue a la mezquita alrededor de las 1.40 de la madrugada del viernes, hora local.

Los tiroteos que se han registrado en las mezquitas de Christchurch (Nueva Zelanda), son obra de un «terrorista radical, violento y de derechas», indicó el primer ministro de Australia horas después del ataque, asegurando que la investigación estaba en manos de las autoridades del país vecino.

Los servicios de inteligencia están estudiando posibles vínculos del atentado en Nueva Zelanda con Australia, según comentó el primer ministro. «No somos solo aliados, no somos solo socios, somos una familia», dijo.

La Policía de Nueva Zelanda ha arrestado por el suceso a tres hombres y una mujer, aunque ninguno de ellos estaba fichado por las autoridades.