Amnistía Internacional reconoce cinco nuevos presos de conciencia en Cuba

Horas después de hacerse público el informe fue detenido José Daniel Ferrer, el fundador de la organización Unión Patriótica de Cuba (UNPACU)

Actualizado:

Casi un año y medio después del relevo en Cuba, con la llegada al poder de Miguel Díaz-Canel, y tras la reforma de la Constitución, las condiciones de los ciudadanos cubanos no ha mejorado, sino todo lo contrario. Según el último informe publicado por Amnistía Internacional (AI), elaborado con la colaboración de la ONG Cuban Prisoners Defenders (CPD), la existencia de presos y presas de conciencia en Cuba continúa siendo un claro indicador de cómo las autoridades cubanas siguen restringiendo los derechos fundamentales a la libertad de expresión y reunión pacífica. «Durante décadas, Cuba ha reprimido la libertad de expresión y reunión encarcelando a la gente por sus creencias y su oposición al gobierno. Los nombres de los presos y presas de conciencia de Cuba han ido cambiando con los años, pero las tácticas del Estado siguen siendo prácticamente las mismas», declaró este lunes Erika Guevara-Rosas, directora de Amnistía Internacional para las Américas.

«Por desgracia, sabemos que probablemente los cinco presos de conciencia que hemos adoptado hoy representan una mínima fracción de las personas que están entre rejas por expresar sus opiniones de manera pacífica. Dado que las autoridades cubanas siguen negando el acceso al país a observadores independientes de los derechos humanos, y que la maquinaria del Estado mantiene un profundo clima de temor, Amnistía Internacional encuentra grandes obstáculos para documentar este tipo de casos», denuncia la ONG a través de un comunicado.

La lista de presos de conciencia incluye miembros de grupos políticos y en favor de la democracia no reconocidos por el Estado, todos ellos encarcelados por delitos que, o bien no se ajustan al derecho internacional, o se han utilizado durante décadas en Cuba para silenciar las voces críticas. Dado que el ejecutivo sigue ejerciendo un férreo control sobre la abogacía y la judicatura, hay pocas formas de impugnar estas decisiones.

«El gobierno de Díaz-Canel debería centrarse en encontrar soluciones reales a los problemas de Cuba, como la escasez de alimentos y medicinas que indican las informaciones de los medios de comunicación. Pero, en lugar de hacerlo, sigue encarcelando a la gente por sus opiniones», ha dicho Erika Guevara-Rosas.

Que Amnistía Internacional haya reconocido a estos cinco presos de conciencia supone un paso muy importante para Javier Larrondo, fundador de Cuban Prisoners Defenders, que ha colaborado en la elaboración del informe. «Ser prisionero de conciencia de Amnistía Internacional no es sólo ser preso político. Refrenda un historial en defensa de sus semejantes, de forma siempre pacífica, entregada, con años de activismo. Es un reconocimiento muy exigente y, como deja entender explícitamente Amnistía en su informe, es aplicable a la lista de Convictos de Conciencia de Prisoners Defenders, que son 71 de los 126 presos políticos declarados por Prisoners Defenders», declara Larrondo a ABC.

La represión acumenat con Díaz-Canel

El hecho de que AI nombre a cinco presos de conciencia no significa, sin embargo, que se limite a esa cifra el número de detenidos por criticar o enfrentarse al régimen cubano. «Amnistía nos dice en su comunicado que hay decenas de Prisoneros de Conciencia sin lugar a dudas, y que ha tomado como muestra sólo 5 casos de la lista para su estudio, todo ellos adoptados ahora. Por tanto constituye la constatación de que la represión no sólo decrece en Cuba, sino que crece aceleradamente, pues 53 fueron liberados en 2005 por las gestiones de Barak Obama, y aún la lista, a pesar de los términos de condena de decenas de los que quedaron en prisión, sigue superando los 120 presos políticos, sin contar con las miles de personas inocentes en prisión y condenados en Cuba por medidas pre-delictivas por ser críticos o desafectos al sistema, algo que iremos documentando para que el mundo por fin conozca», señala Larrondo.

El informe constata además que la represión y el recorte de libertades en Cuba se ha acentuado desde que llegó Díaz-Canel al poder, en abril de 2018. «La Cuba de Díaz-Canel no lo es tal. Sigue siendo la Cuba de Raúl Castro, pues recordemos que su Constitución (art. 5) dice que el Partido Comunista "es la fuerza política dirigente superior de la sociedad y del Estado", y éste sigue dirigido por Raúl Castro», subraya el responsable de CPD. Según Larrondo, la represión «es mayor ahora que nunca, por varios factores: desmotivación ideológica, reactivación del pensamiento crítico social, acceso a información por Internet de las clases más formadas, presión exterior creciente desde finales de 2018 sobre las violaciones de los derechos humanos y la misera generalizada -hambre, falta de vivienda, enfermedades como el dengue el el zica, y falta de servicios de salud y social en general entre la población-, causada por la falta de sustento económico de Venezuela y el desmembramiento del concepto de "revolución" entre la juventud, que ya conocen que el régimen no es de izquierdas, sino uno fascista y de corte monárquico». Y desvela que «un informante de altísimo nivel de dentro de régimen nos habla de un segundo nivel de dirigentes totalmente críticos con la situación, con ideas creativas y válidas, reformistas que esperan poder tomar el relevo cuando Castro muera y Díaz-Canel, su hombre de paja, pierda su apoyo. Quizá tendremos esperanza entonces», augura Larrondo.

Presos de conciencia

Estos son los cinco presos de conciencia reconocidos ahora por Amnistía Internacional:

1.Josiel Guía Piloto (hombre) es presidente del Partido Republicano de Cuba y cumple una condena de cinco años por «desórdenes públicos» y «desacato». Josiel fue detenido tras criticar al expresidente Fidel Castro el 1 de diciembre de 2016. Según su madre, también activista contra el gobierno cubano, unos funcionarios lo golpearon en la cárcel, provocándole lesiones en el pulmón izquierdo. El 11 de junio de 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares para respetar y proteger sus derechos a la salud, la vida y la integridad física.

2. Silverio Portal Contreras (hombre), ex activista de las Damas de Blanco, cumple 4 años de condena por «desacato» y «desórdenes públicos». Según un documento judicial, Silverio fue detenido el 20 de junio de 2016 en la Habana Vieja por gritar «¡Abajo Fidel Castro, abajo Raúl...!». En el documento se afirma que el comportamiento del acusado es especialmente ofensivo por haberse producido en una zona turística y se describe al acusado como una persona de conducta social y moral reprobable, señalando que no participa en las actividades en favor del gobierno. Según la esposa de Silverio, antes de ser detenido su marido había hecho campaña contra el derrumbamiento de edificios ruinosos en La Habana.

3. Mitzael Díaz Paseiro (hombre) es miembro del Frente Nacional de Resistencia Cívica Orlando Zapata Tamayo (FNRC-OZT) y desde 2017 cumple una condena de cuatro años por «peligrosidad». Mitzael Díaz Paseiro es un activista político que hacía campaña contra la postura del gobierno en el proceso de reforma constitucional. Según su esposa, antes de ser encarcelado, la policía lo había detenido varias veces por su activismo. Según documentos judiciales que Amnistía Internacional pudo analizar, Mitzael fue encarcelado por «peligrosidad» debido a, entre otras cosas, no tener trabajo, reunirse «con ciudadanos de pésima moralidad y conducta», consumir alcohol con frecuencia y utilizar un lenguaje soez. La esposa de Mitzael afirma que su marido padece del corazón y que ha sido golpeado en la cárcel por los funcionarios debido a sus ideas.

4. Eliecer Bandera Barrera (hombre), activista de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) desde 2015, cumple condena por «peligrosidad» hasta el año 2021. Eliecer fue detenido en septiembre de 2016 tras haber filmado vídeos para UNPACU sobre las condiciones de los trabajadores internados en campos de trabajo, según afirma su esposa. Eliecer fue condenado a cuatro años de cárcel por el Tribunal Municipal de Río Cauto en 2016, y posteriormente a 10 meses más por escaparse del campo de trabajo para llamar por teléfono a un familiar enfermo, tras de lo cual regresó voluntariamente. Según la sentencia, durante el tiempo que estuvo preso por «peligrosidad», Eliecer «no participa en las actividades políticas y educativas» [...] «mostrando irrespeto por los funcionarios que lo custodiaban». Además, había sido condenado previamente por «resistencia» en 2003.

5. Edilberto Ronal Arzuaga Alcalá (hombre) es un activista de UNPACU, encarcelado, según los informes, por no pagar una multa. Según informes recibidos por Amnistía Internacional, Edilberto lleva encarcelado desde diciembre de 2018 por no pagar unas multas relacionadas con la presunta distribución de carteles políticos. Últimamente participó en la campaña «Cuba Decide» e hizo campaña contra la postura del gobierno en el reciente proceso de reforma constitucional.

Según Cuba Prisoners Defenders, Edilberto fue detenido el 24 de diciembre de 2018, cuando filmaba testimonios de personas que debatían sobre el proceso de reforma constitucional en un mercado público en la ciudad de Camagüey. Lo llevaron a la cárcel y después lo condenaron a 14 meses de prisión por no pagar unas multas que tenía pendientes.

El 22 de abril de 2019, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictó medidas cautelares pidiendo a las autoridades cubanas que respetaran y protegieran los derechos de Edilberto a la salud, la vida y la integridad física.

Unas horas después de hacerse público el informe de AI se conocía que Edilberto recibía una nueva condena: «Camagüey Tribunal comunista impone nueva sanción de 15 meses de prisión contra miembro de #UNPACU y promotor de @CUBADECIDE Edilberto Arzuaga Alcalá por falsos delitos de resistencia y desacato. Edilberto viene cumpliendo una arbitraria sanción anterior en la Prisión Kilo 9», denunciaba el líder de UNPACU, José Daniel Ferrer, a través de su cuenta deTwitter.

Este martes, el propio Ferrer, expreso de conciencia, era detenido por agentes del régimen cubano y volvía a ser asaltada la sede de la ONG en Santiago de Cuba, según informó otra activista de derechos humanos y miembro de UNPACU en las redes sociales.

Según la misma activista, los agentes llevaban días apostados en los alrededores de la sede de UNPACU, que acaba de celebrar ocho años desde su creación, para evitar que pudieran realizar reuniones o actos con motivo de este aniversario.

Horas despés, Ferrer era liberado, según tuiteó la Fundación Naconal Cubano Americana.