Stormy Daniels en una fiesta del Super Bowl
Stormy Daniels en una fiesta del Super Bowl - AFP

Desestiman los cargos contra la actriz porno Stormy Daniels, arrestada en un club de striptease

Fue detenida por permitir que los clientes la tocasen mientras ella estaba en el escenario, en violación de la ley estatal

MadridActualizado:

Un juez desestimó hoy los cargos contra Stormy Daniels, la actriz porno inmersa en una batalla legal contra el presidente de EE.UU., Donald Trump, quien fue acusada de haberse dejado tocar por un cliente durante un estriptís en un club de Columbus, Ohio, razón por la que fue detenida anoche.

«Estoy encantado de informar de que los cargos contra mi cliente Stormy Daniels han sido desestimados por completo», aseguró el abogado de la actriz, Michael Avenatti, en su cuenta de Twitter.

Según medios de comunicación locales, Daniels depositó una fianza superior a 6.000 dólares este jueves, por lo que quedó en libertad, y pensaba declararse no culpable de los cargos antes de que el magistrado ordenara su puesta en libertad.

Stormy Daniels fue arrestada en un club de striptease de Ohio por permitir que los clientes la tocasen mientras ella estaba en el escenario, en violación de la ley estatal, había informado su abogado.

Michael Avenatti dijo en un tweet que el cargo era «políticamente motivado» y agregó «apesta a desesperación. Lucharemos contra todos los cargos falsos».

Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, dijo que tuvo relaciones sexuales con Donald Trump en 2006, cuando estaba casado. Trump ha negado cualquier relación sexual con Daniels.

La actriz porno estaba actuando en Sirens, un club de striptease en Columbus, cuando fue tocada de una manera «no sexual», dijo Avenatti a The Associated Press.

Una ley de Ohio conocida como la Ley de Defensa de la Comunidad prohíbe a cualquier persona que no sea miembro de la familia tocar a un bailarín desnudo o semi desnudo.

La bailarina estaba bajo custodia policial a primera hora de este jueves y se esperaba que enfrentara un cargo menor, ha dicho su abogado. «Es absurdo que los recursos policiales se estén gastando para llevar a cabo una operación encubierta relacionada con clientes que tocan a artistas en un club de striptease de una manera no sexual», ha manifestado.

Daniels está demandando a Trump y a su antiguo abogado personal de larga trayectoria, Michael Cohen, y tratando de invalidar un acuerdo de confidencialidad que firmó días antes de las elecciones presidenciales de 2016.