Luis Almagro, secretario general de la OEA, el pasado 19 de mayo en la sede del organismo hemisférico en Washington
Luis Almagro, secretario general de la OEA, el pasado 19 de mayo en la sede del organismo hemisférico en Washington - EFE

La OEA convoca una reunión urgente para decidir si activa la Carta Democrática contra Venezuela

El Consejo Permanente de los Estados miembros se reunirá entre el 10 y 20 de junio. Este paso sin precedentes podría conducir a la suspensión del país sudamericano del organismo interamericano

CaracasActualizado:

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, ha convocado este martes al Consejo Permanente de los Estados miembros, que se reunirá entre el 10 y 20 de junio, para activar la Carta Democrática Interamericana (CDI) contra Venezuela, que podría conducir a la suspensión del país sudamericano del organismo hemisférico.

Almagro publicó este martes un informe de 132 folios en el que apela al artículo 20 de la Carta para «solicitar la convocatoria del Consejo Permanente», una instancia que se ocupará de atender «la alteración del orden constitucional y cómo la misma afecta gravemente el orden democrático» de Venezuela. El secretario general de la OEA fundamenta la «alteración» del orden democrático por «las denuncias formuladas a la Secretaría General por la Asamblea Nacional de Venezuela», de mayoría opositora, y por sus propias conclusiones explicadas exhaustivamente en este largo informe elaborado por Almagro.

Intervención de Ramos Allup

Al mismo tiempo, el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, anunció que está gestionando un derecho de palabra para intervenir en la reunión del Consejo Permanente y exponer la gravedad de la crisis en Venezuela y la ruptura del hilo constitucional.

En el documento la Secretaría General de la OEA considera que «la crisis institucional de Venezuela demanda cambios inmediatos en las acciones del Poder Ejecutivo (...) a riesgo de caer en forma inmediata en una situación de ilegitimidad». «La continuidad de las violaciones de la Constitución, especialmente en lo que se refiere a equilibrio de poderes, funcionamiento e integración del Poder Judicial, violaciones de derechos humanos, procedimiento para el referendo revocatorio y su falta de capacidad de respuesta respecto a la grave crisis humanitaria que vive el país lo cual afecta al pleno goce de los derechos sociales de la población», añade el texto.

Maduro ha perdido apoyos en la comunidad internacional, incluidos de los aliados de Petrocaribe

Por todo ello consideran que «la responsabilidad de la comunidad hemisférica es asumir el compromiso de seguir adelante con el procedimiento del artículo 20 de una manera progresiva y gradual que no descarte ninguna hipótesis de resolución, ni las más constructivas ni las más severas».

Con ese paso sin precedentes en la OEA se abre un proceso de reuniones y votaciones que pueden tener como consecuencia desde resoluciones o gestiones diplomáticas hasta la eventual suspensión de Venezuela como miembro del organismo, para lo cual es necesario el voto de dos tercios de los cancilleres y que solo ocurrió tras el golpe de Estado de Honduras en 2009, según informó Efe.

La activación de la Carta Democrática de la OEA contra el régimen de Venezuela se produce en un momento en que el presidente Nicolás Maduro se ha debilitado en el concierto internacional y ha perdido apoyo hasta de sus aliados de Petrocaribe, con el barril de petróleo a menos de 40 dólares.