Decenas de millares de manifestaciones recorren las calles de París
Decenas de millares de manifestaciones recorren las calles de París - EFE

Manifestaciones contra la gestación subrogada y la procreación asistida para parejas de lesbianas

Medio millón de manifestantes (70.000 según el ministerio del Interior) recorrían las calles de París como respuesta al llamamiento del colectivo La Manif Pour Tous

Juan Pedro Quiñonero
Actualizado:

Convocados por el colectivo La Manif pour tous (LMPT), medio millón de manifestantes (70.000 según el ministerio del Interior) han lanzado al gobierno de François Hollande y a la UMP de Nicolas Sarkozy severas advertencias contra la tentación de legalizar la gestación subrogada y la procreación médicamente asistida para las parejas de lesbianas.

Los organizadores aseguran haber reunido a medio millón de manifestantes, mientras que el ministerio del Interior rebaja la asistencia a tan solo 70.000 personas.

LMPT nació para protestar contra la adopción del proyecto de ley que terminó legalizando el matrimonio homosexual. El colectivo no consiguió impedir la aprobación de aquella ley, pero si terminó «imponiendo» el rechazo de varios anexos del proyecto original.

Manuel Valls, primer ministro, ha informado que «no hay ningún proyecto de Ley para legalizar la gestación subrogada o la procreación asistida para las parejas de lesbianas». Sin embargo, algunos diputados socialistas y ecologistas han anunciado su deseo de «avanzar» en ese terreno. El diario Liberation estima que existe un «debate» interno dentro del gobierno de François Hollande sobre la necesidad inmediata de legalizar o no legalizar cuestiones de sociedad de ese tipo.

A la derecha, Nicolas Sarkozy ha preferido «evitar la polémica», estimando que «Francia tiene problemas más urgentes».

Los representantes de LMPT estiman que las «evasivas» de Sarkozy y los «desmentidos» de Valls dejan en suspenso algunos proyectos «camuflados». Y han decidido volver a convocar manifestaciones de «protesta preventiva».

En tanto que organización, la UMP de Sarkozy ha preferido no participar en tales manifestaciones, a las que se han sumado miembros influyentes del Frente Nacional (FN, extrema derecha) de Jean-Marie y Marine Le Pen.

A media tarde del domingo, millares o decenas de millares de manifestantes protestaban en París y Burdeos contra cualquier «tentación» gubernamental de volver a relanzar ningún proyecto relacionado con la legalización de la gestación subrogada o la procreación médicamente asistida parar las parejas de lesbianas.