MATERNIDAD

«Nos hemos alejado de los ritmos naturales y esto compromete la fertilidad»

Virginia Ruipérez, autora del libro Fertilidad Natural

MADRIDActualizado:

Muchas parejas tienen problemas para concebir cuando deciden que quieren tener hijos. Hay muchos métodos técnicos para ayudarlas. Pero también existen los naturales y tienen un alto índice de éxito. Así lo cuenta Virginia Ruipérez.

¿En qué consiste su método para ayudar a las mujeres a quedarse embarazadas?

El método naturista de fertilidad contempla la fertilidad humana desde el seno de la biología y desde esa perspectiva trata de optimizarla. A través de factores, de esos ingredientes de la ecuación de la biología de la fertilidad, que intervienen en la concepción de una vida. Factores esenciales como la alimentación saludable y optima para la fertilidad, la depuración del organismo, la sexualidad fértil y el equilibrio emocional y mental positivos. Y otros factores importantes como son, la actividad física adecuada, el peso corporal equilibrado, la luz natural y el contacto frecuente con la naturaleza. También modifica los aspectos negativos de nuestra vida moderna para la fertilidad, para minimizar su influencia nociva o evitar nuestra exposición a ellos. Es un plan personalizado a cada pareja, según su salud reproductiva, personalidad y modo de vida, que se adapta fielmente a las necesidades personales de la persona, lo que hace aumentar la eficacia del método.

El método naturista de fertilidad natural, es una propuesta de estilo de vida saludable que favorece y optimiza la fertilidad de ambos progenitores, creando las condiciones óptimas, para la concepción en un equilibrio en el plano físico, biológico, emocional y mental de la pareja, desde la perspectiva de la medicina naturista.

¿Las mujeres no conocen bien su cuerpo? ¿Su menstruación? ¿Por qué?

Porque desde tiempos ancestrales ha habido un tabú hacia el cuerpo y la sexualidad de las mujeres, que ha hecho que se desconozca la naturaleza femenina. Este desconocimiento se ha perpetuado hasta nuestros días, pero afortunadamente ya ha comenzado a despertarse la salud con perspectiva de género y se esta conociendo a la fisiología femenina. Entre este conocimiento esta el descubrimiento de la verdadera trascendencia de la menstruación como función reproductiva pero también como fuente protectora de salud, ya que favorece la depuración del organismo

¿Qué pasos hay que dar en primer lugar cuando se busca un hijo y éste no llega?

Primero hay que hacer una valoración de la salud reproductiva, a través de una analítica de sangre básica, un análisis de hormonas, una ecografía y un seminograma, junto con una revisión del estilo de vida para valorar si es adecuada para la fertilidad. Luego se personaliza el método naturista de fertilidad para cada caso y en relación con su situación. Aquí el pilar más importante es pautar una dieta fértil personalizada que mejora la fertilidad.

¿Cómo se puede cambiar el cuerpo para lograr ese embarazo?

Principalmente a través de la alimentación fértil y de la salud medioambiental, factores prioritarios en el método naturista de fertilidad.

Enfermedades autoinmunes y su relación con la fertilidad

La relación entre los procesos autoinmunes y las dificultades en concebir es una disciplina en pleno descubrimiento y evolución. Pero las investigaciones actuales nos muestran que algunas mujeres tienen problemas en lograr el desarrollo del embrión una vez lograda la implantación, porque el propio sistema inmune de la mujer no permite prosperar al embrión. Las premisas para la persona sea estudiada por un inmunólogo sería ante procesos autoinmunes en la propia persona o en la familia, ante la segunda o más perdidas de embarazos y cuando en tratamientos de reproducción asistida, embriones de calidad buena no han progresado.

Alimentación, ¿tanto influye?

La alimentación fértil, es el eje esencial del método naturista de fertilidad, continuando con el paradigma hipocrático que dio origen a la medicina, de que los alimentos son la medicina. Ya que los nutrientes que nos aportan los alimentos activan todas las funciones corporales, protegiendo la salud, y así también estos nutrientes favorecen la bioquímica de la fertilidad. Veamos un ejemplo con una vitamina fértil como es el betacaroteno, nutriente esencial en la fertilidad. El betacaroteno es un potente antioxidante, que va a proteger el ADN del óvulo y del esperma, pero especialmente es un protector de los tejidos, así revitaliza el tejido, la piel de nuestro útero, favoreciendo la implantación del embrión. Como también optimiza membranas celulares, reactiva la membrana externa de los ovocitos para que estos sean más sensibles al mensaje hormonal de maduración, favoreciendo la calidad de los óvulos.

También forma parte del cuerpo lúteo, que es quién acompaña bioquímicamente al óvulo fecundado, quién lo nutre, para que no se muera, desde su fertilización por el esperma en la trompa de Falopio hasta que llega al útero materno y se implanta. Además, el betacaroteno es un precursor de la progesterona, hormona que mantiene el embarazo e impide un pérdida o aborto temprano. Sus fuentes son las frutas y verduras de color naranja y amarillo, como son el melocotón, el albaricoque, el mango, la piña, la papaya, el melón, la zanahoria o la calabaza.

¿Por qué no se muestra partidaria de los anticonceptivos hormonales?

Porque estos métodos farmacológicos bloquean el ciclo natural y tienen efectos secundarios en la salud, y se prescriben como única opción sin contemplar otros métodos más respetuosos con la naturaleza femenina y que son naturales.

Usted dice que una relación sexual profunda e intensa puede provocar una ovulación fuera, digamos, de plazo, para conseguir el embarazo, ¿en qué evidencia científica se sustenta esta teoría?

El objetivo biológico de la sexualidad es la reproducción, entonces una relación sexual de calidad, desencadena toda esa cascada hormonal que va a favorecer la concepción, y entre ella puede provocar la ovulación.

Todas las especies buscan su supervivencia a través de la reproducción, y todas parecen tenerlo bastante claro excepto los humanos. ¿Nos falta conocimiento biológico?

Biológicamente, en condiciones naturales y en salud, la reproducción humana esta perfectamente diseñada, pero somos una especie con fertilidad baja respecto a otras especies, debido a la alta inversión de cuidados que supone la crianza de la cría humana, una cría que para conseguir su alto desarrollo necesita gran calidad de cuidados por parte de sus progenitores. Pero sí es verdad que hoy el hombre y la mujer modernos se han alejado de los ritmos naturales, no estamos viviendo en sintonía con ellos y por esto la fertilidad igual que otros aspectos de la salud se ven comprometidos.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia