«La sociedad española tiene una tolerancia al alcohol muy estúpida»

José Antonio Marina resalta que la Fundación Alcohol y Sociedad ha formado a 2,5 millones de alumnos bajo su programa «Menores ni una gota»

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

José Antonio Marina, miembro del Comité Científico de la Fundación Alcohol y Sociedad (Fas) y rector de la Universidad de Padres, asegura que «tenemos una tolerancia con el alcohol muy estúpida en España», por lo que hace falta fomentar un consumo sensato porque es una sustancia de alto riesgo y hay que saber manejarla para no caer en la adicción.

Según el filósofo y pedagogo es imprescindible que los jóvenes tengan una educación al respecto, «el único camino para la prevención». Por ello, matizó que la Fas ha formado, desde su creación hace 20 años, a 2,5 millones de escolares con el programa «Menores ni una gota», una iniciativa gratuita impartida en colegios por profesionales especializados y dirigida a alumnos entre 12 y 18 años. «La fundación se convierte así en el primer referente nacional en materia de pevención del consumo de bebidas alcohólicas por menores de edad», puntualizó.

El objetivo de «Menores ni una gota» es una intervención integral que implica a estos jóvenes, sus familias y docentes para aportarles una información veráz y contrastada en tres ejes fundamentales: retrasar la edad de inicio y reducir el número de menores que beben y minimizar la cantidad que ingieren.

Marina considera que es muy importante insistir en nuestra sociedad en la idea de «prudencia» porque el alcohol «no solo afecta negativamente a quien lo consume en exceso, sino también, por ejemplo, a quien va por la carretera y se cruza con alguien al volante que supera los niveles de alcoholemia. Es interesante lanzar estos mensajes, al igual que ya se hizo en su día con los fumadores pasivos en las campañas antitabaco».

«Prohibir no es la solución»

Silvia Jato y José Antonio Marina en la presentación de resultados «Menores ni una gota»
Silvia Jato y José Antonio Marina en la presentación de resultados «Menores ni una gota»

Para Silvia Jato, directora de Relaciones Institucionales de Fas, «a los menores hay que enseñarles los riesgos que suponen que beban alcohol, pero educándoles con un lenguaje pedagógico, no criminalizando el consumo. La prohibición no es el arma para que dejen de beber. De hecho, 7 de cada 10 escolares que han recibido el programa "Menores ni una Gota" han modificado positivamente su conducta respecto al alcohol, declarando su intención de no beber, al menos hasta la mayoría de edad, o, si ya se iniciaron, piensan dejar de hacerlo o reducir la cantidad. Estos datos son el resultado de una amplia investigación realizada por el Instituto Deusto de Drogodependencias, que audita la Fas. El problema —matiza—, es que el 48% de los menores que consumen lo hacen bajo el conocimiento de sus padres. No valen expresiones como "yo también bebía a su edad y no pasa nada", "mi hijo bebe porque es un campeón"... Es un gran error».

Entre los riesgos del consumo, José Antonio Marina destaca que el cerebro de los menores no está aún maduro, «lo logrará entre los 18 y 21 años, por lo que su capacidad de controlar su conducta y el aprendizaje quedan deteriorada». A ello se suman problemas hepáticos, deterioro cognitivo del sistema nervioso central, insuficiencia cardiaca, úlceras de estómago, inflamación del páncreas, trastornos de ansiedad, de personalidad, irritabilidad, problemas familiares...

«Menores ni una gota» lleva impartiéndose en centros escolares de Madrid, Andalucía, Cataluña desde el año 2001, aunque Fas ha realizado distintas acciones formativas en el resto de España. Recientemente, la fundación ha iniciado también formaciones en Cantabria, a través del Colegio de Farmacéuticos de la Comunidad, y Extremadura, mediante un convenio de colaboración con la Consejería de Educación.

«En las zonas en las que nos es más complicado llegar —matiza Bosco Torremocha, director de Fas—, hemos realizado acuerdos con farmacéuticos, que son referencia para muchas familias, para que conciencien de los riesgos del consumo en menores. También con camareros, para que no miren a otro lado cuando sean los menores, o un adulto mayor, el que permita este consumo. Además, hemos impartido una formación específica en grandes superficies como Día o Carrefour para que su personal detecte este tipo de compras por parte de menores, no las permita y sepa cómo afrontarlas».

Por comunidades autónomas

Andalucía es la comunidad autónoma donde más alumnos y familias se han formado bajo el programa «Menores ni una gota»: más de 1,5 millones de alumnos y 14.580 familias, a través de 1.400 escuelas de familias. Le sigue la Comunidad de Madrid con casi medio millón de alumnos formados y 6.210 familias (más de 600 escuelas de familia). En Cataluña, el programa ‘Menores ni una gota’ ha impactado a más de 400.000 alumnos y 4.540 familias (más de 400 charlas con las familias).

En Extremadura, por su parte, el ‘Menores ni una gota’ comenzó a realizarse como experiencia piloto en el curso 2018-2019, formando a un total de 776 alumnos y 25 familias. Y en Cantabria, donde el programa se imparte en colaboración con el Colegio de Farmacéuticos desde el curso 2017-2018, se han formado 896 alumnos.

Además, desde el año 2000, se han realizado formaciones en otros puntos de España, como Asturias, donde se han formado 16.835 menores de edad, Baleares, donde se intervino en 6.226 menores y León, donde se ha formado a 250 alumnos.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia