Una forma de ahorrar hasta 800 euros al año en la factura energética de su casa

Un buen acristalamiento aporta muchas ventajas. Esto es lo que debe saber para elegir un buen aislamiento en el hogar

MADRID Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Entre los meses de enero y abril algunas comunidades lanzan los Planes Renove de ventanas con subvenciones para las familias. La inversión en un buen acristalamiento merece la pena: se puede llegar a ahorrar hasta 800€ anuales en la factura energética, una media de 130 euros al mes, variable en función de los tipos de cristalería, carpintería y calefacción con los que se cuente. Asimismo, se reducen las corrientes de frío, se genera menos CO2 y se aísla la estancia del ruido exterior.

En los hogares, el calor se pierde principalmente por las ventanas. Cambiarlas por un modelo de mayor eficiencia energética es siempre una buena solución a corto y largo plazo. Reparalia le da las claves para lograr un buen aislamiento a través de un acristalamiento eficaz.

1. ¿Que es más conveniente: doble acristalamiento o doble ventana?

Aunque ambas opciones cumplen bien con su función de aislamiento, el doble acristalamiento aísla más que la doble ventana, básicamente porque los cristales son de mejor calidad. Sin embargo, su elección dependerá siempre de las circunstancias del hogar, como la situación geográfica, orientación de la fachada y factores especiales de sombra, entre otros, que hacen variar el grado de aislamiento necesario para alcanzar el confort en cada caso, así como del presupuesto disponible.

2. ¿En qué consiste el múltiple acristalamiento?

Son acristalamientos compuestos por doble o triple cristal, con absorbente de humedad y sellados perimetralmente. Las cámaras de aire entre vidrios, pueden ser de aire deshidratado, o rellenas con gas argón, si bien ésta última opción se recomienda en condiciones atmosféricas muy desfavorables ya que refuerza considerablemente el aislamiento térmico.

3. ¿Qué hay que tener en cuenta la hora de elegir ventanas?

Es tan importante seleccionar tanto una buena carpintería como un buen acristalamiento. Para elegir los cristales quédase con estas siglas ATR (Aislamiento Térmico Reforzado), que quieren decir que, gracias a su composición, evitan las pérdidas térmicas, protegen contra los rayos solares y aíslan de ruidos molestos (carreteras, aeropuertos…). A la hora de elegir, lo importante no es la marca ya que utilizan materiales muy parecidos, sino la composición del cristal que ofrecen en cada caso.

4. Y los marcos… ¿de madera, PVC o Aluminio?

Si quiere darle un toque rústico a tu hogar, elija madera, pero tenga en cuenta que el mantenimiento tiene que ser mayor. El PVC ofrece buen aislamiento y, además, buena insonorización. Las ventanas de aluminio son resistentes a las inclemencias del tiempo y cuentan con una mayor gama de colores y acabados. Además, tenga en cuenta que con un buen aislamiento evitamos la entrada de temperatura exterior a la estancia y la aparición de condensaciones.

5. ¿Cuáles son las ventanas más Ecofriendly?

Las que cuentan con cristales de baja emisividad o «low-e», o lo que es lo mismo, los que están recubiertos con una capa de metal o de óxido metálico que es prácticamente transparente a la vista. Cuando vaya a comprarlas, chequee que tengan la Etiqueta Eficiencia Energética de la Ventana (EEV), para asegurar que cumplen con los mínimos establecidos del Código Técnico de Edificación. El etiquetado es de carácter voluntario para los proveedores, por lo que si se encuentra frente a una ventana que cuenta con ella, seguramente sea de alta calidad.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia