Sonia Moskowitz

El ocaso de Victoria’s Secret: adiós a sus desfiles en televisión

Les Wexner, CEO de la compañía L Brands, ha expuesto que su intención es crear un nuevo estilo de «show»

MadridActualizado:

La firma de lencería Victoria’s Secret no encuentra acomodo en los tiempos que corren. Las reivindicaciones feministas y el movimiento Me Too han moldeado a un público cada vez más crítico con la imagen que proyectan estas mujeres de medidas perfectas y rostros delicados. Antaño, sus desfiles se habían convertido en uno de los «shows» más esperados de la industria de la moda cosechando unos implacables datos de audiencia que superaban los 10 millones de espectadores. Una cifra muy lejana a los escasos 3,3 millones que siguieron el desfile por televisión en las Navidades de 2018. Retransmitido desde hace casi 20 años por los canales ABC y CBS, ha perdido 7 millones de audiencia, llevando a la compañía a replantearse su camino.

Les Wexner, CEO de la compañía L Brands -a la cual pertenece Victoria’s Secret- ha expuesto que su intención es crear un nuevo estilo de «show» e ir más allá de la televisión, pues considera que la pequeña pantalla ya no es el canal más adecuado para que las modelos luzcan la colección de lencería. «La moda es un negocio de cambio. Debemos evolucionar y cambiar para crecer. Con esto en mente, hemos decidido darle una vuelta al tradicional desfile, y de 2019 en adelante nos centraremos en el desarrollo de un contenido más emocionante y dinámico a través de otras plataformas pegadas a la actualidad», informaba el comunicado difundido por la CNBC.

El deterioro de la firma va en aumento. Victoria’s Secret cerrará 53 tiendas como consecuencia de la gran pérdida de ventas que ha experimentado en estos últimos años.

Sin demorarse, la marca ya ha comenzado a buscar estrategias que le acerquen más a la realidad. Hace unos meses anunciaban el fichaje de la húngara Barbara Palvin como modelo «plus size». Ahora bien su 1,75 de altura, 55 kilos y medidas de 87-58-89 generaron un aluvión de críticas puesto que no parece que su perfil se ajuste mucho al de una talla grande.