La venganza (editorial) de Cristina Fernández de Kirchner

La expresidenta de Argentina arrasa con una autobiografía, cuyos derechos de publicación han sido embargados

BarcelonaActualizado:

Hace unos meses, muchos daban su carrera por muerta. Las últimas noticias sobre la vida de la expresidenta argentina Cristina Fernández de Kirchner se vinculaban a la salud de su hija Florencia Kirchner -que se encuentra en Cuba haciendo frente a un linfedema- o a las incesantes citaciones de la Justicia argentina por los casos de corrupción vinculados a su gobierno.

Sin embargo, con el mismo impulso del Ave Fénix, la exmandataria de 66 años ha sabido retomar con creces su protagonismo y de la manera menos esperada: a través de un libro autobiográfico titulado «Sinceramente» y que agotó las ventas -solamente en dos horas- en el primer día de la Feria del Libro de Buenos Aires. Tras una primera impresión de 64.000 ejemplares, la editorial Penguin Random House tuvo que poner en marcha una segunda tanda. Al día de la fecha, la publicación superó los 124.000 ejemplares vendidos, transformándose en un verdadero boom editorial en Argentina.

«Hicieron y siguen haciendo todo lo posible para destruirme», dispara Fernández de Kirchner en las primeras páginas del libro y añade, contundente: «Está claro que no me conocen». La publicación, en la que habla de la enfermedad de su hija, culpa a los medios de sus males y asegura ser «íntima» del Papa Francisco, incluye unas 600 páginas y tiene un valor de 600 pesos argentinos (12 euros).

La gran polémica

De poco sirvió el éxito de la publicación a los bolsillos de Kirchner dado que, según se dio a conocer esta semana, el juez Claudio Bonadío -que es quien lleva varias de las causas por corrupción que involucran a la expresidenta- decidió el embargo de los derechos de autor de la publicación. Como todo lo que atañe a la exmandataria, la decisión del magistrado generó el aplauso de sus detractores y la indignación de quienes planean darle su voto en las elecciones presidenciales de octubre.

«Se dispuso la inhibición general de bienes de Cristina Elisabet Fernández, por lo que deberá abstenerse de realizar pagos, siendo que los mismos deberán ser puestos a disposición de este Juzgado», escribió Bonadío a la editorial.

Por otro lado, el próximo jueves 9 de mayo la misma exmandataria se hará presente en la Feria del Libro de Buenos Aires y desde la organización se muestran preocupados por posibles altercados. «Nos preocupa porque va a haber mucho público, hasta 20.000 personas», señaló a Radio Mitre Alejandro Vaccario, vicepresidente de la fundación El Libro.

En sus palabras sobre el Papa Francisco, asegura que tanto ella como el fallecido Néstor Kichner -su marido y expresidente- tenían un vínculo excesivamente cercano a él cuando Jorge Bergoglio era Arzobispo de Buenos Aires: «En el primer almuerzo, recuerdo que conversamos sobre Néstor y yo le dije: ‘‘¿Sabe qué creo que pasó entre ustedes, Jorge? (Porque le digo Jorge cuando hablamos y no Su Santidad y él, obviamente, me dice Cristina). En el fondo creo que Argentina era un país demasiado chico para ustedes dos juntos’’», escribe.

La expresidenta también dedica un espacio a su hija de 29 años que está en Cuba debido a su enfermedad, pese a que la Justicia argentina pugna por devolverla a su país para que declare por las acusaciones de lavado de dinero y cohecho. En el libro, su madre relata: «El jueves a la madrugada debo viajar a Cuba. Allí se encuentra mi hija Florencia. Flor, quien producto de la persecución mediática y judicial feroz a la que fue sometida, empezó hace ya un tiempo a tener severos problemas de salud». Drama, acusaciones y polémica son los ingredientes centrales del best-seller de la exmandataria.