Lady Di y el príncipe Carlos en 1992 - ABC

El triste calvario de la despechada Lady Di: «Mi boda fue el peor día de mi vida»

Declaraciones inéditas arrojan nueva luz sobre el calvario que pasó la princesa de Gales junto al hijo de la reina de Inglaterra

RODRIGO ALONSO
MadridActualizado:

La trágica historia de desamor entre el perenne príncipe Carlos y la ya legendaria Lady Di parece no tener fin. Unas nuevas cintas reveladas por Peter Settelen (profesor de oratoria de la difunta aristócrata) prometen echar más leña al fuego de la recurrente infelicidad marital que sufrió la princesa de Gales junto al aspirante al trono británico.

Como señala el medio anglosajón «The Telegraph», entre las declaraciones realizadas por Diana a su profesor durante sus habituales lecciones -las cuales se realizaron entre 1992 y 1993- afirma que el día de su boda con el heredero e hijo de Isabel II fue «el peor día de su vida».

Al mismo tiempo señala que tan solo había visto al príncipe Carlos «trece veces antes de casarse» y que este tuvo un comportamiento atípico con ella durante el tiempo que duró su compromiso: «Me llamaba todos los días durante una semana y luego no me hablaba por tres semanas. Era extraño» expresaba.

La desazón de la aristócrata al verse forzada a unirse con un hombre al que probablemente nunca amó queda ya sobradamente demostrada cuando explica en las grabaciones que «si pudiera escribir el guion de mi vida haría que mi marido se fuera con su mujer y nunca regresara». En este punto hace referencia la relación extramatrimonial entre el hijo de la reina y Camila Parker Bowles. Su actual esposa.

Fue este amorío el que supuso un punto de no retorno, tanto para el matrimonio de los príncipes de Gales, como para el de la amante y su primer esposo: Andrew Parker Bowles.

El príncipe Carlos y Diana el día de su boda
El príncipe Carlos y Diana el día de su boda- ABC

Este delicado material ha tratado de ser tapado por todos los medios por la familia de la princesa: los Spencer. Sin embargo, tras la celebración de un juicio se llegó a la determinación de que las grabaciones -las cuales fueron encontradas por la policía en 2001 durante una redada en la vivienda del ex mayordomo real Paul Burrel- eran del profesor de oratoria de la princesa en exclusiva.

Estas explosivas declaraciones formarán parte de un documental que prepara la cadena británica Channel 4, el cual verá la luz durante el presente mes de agosto.