GENTE

Sinead O'Connor es encontrada sana y salva por la Policía en un hotel

La cantante había desaparecido el domingo por la mañana mientras montaba en bicicleta. Dado su historial, se dio la alarma de «desaparecida con tendencia suicida»

Nueva YorkActualizado:

La cantante irlandesa Sinead O’Connor ha sido encontrada en la tarde del lunes sana y salva después de que la policía de un suburbio del Norte de Chicago la diera por desaparecida y temiera por su bienestar. Al parecer, O’Connor salió el domingo por la mañana a pasear en bicicleta en Wilmette, un suburbio al norte de Chicago, y desde entonces no se sabía nada de ella. Según la cadena local WGN, la artista fue encontrada en un hotel y fue trasladada a un hospital.

«Sinead O’Connor ha sido encontrada a salvo y ya no está clasificada como una persona desaparecida o en peligro», dijo un comunicado de la policía de Wilmette.

Según el jefe de la policía de Wilmette, Brian King, la cantante había salido de su casa a las seis de la mañana del domingo y fue vista por última vez paseando en una bicicleta con motor, con pantalones de cuero negro y una sudadera que llevaba la palabra «Irlanda» en la espalda. Las fuerzas de seguridad fueron alertadas sobre la ausencia de O’Connor a la una de la tarde. «Recibimos una llamada que alertaba sobre su bienestar», dijeron ayer las autoridades policiales antes de que fuera encontrada.

La cantante residía en esta localidad de Illinois al menos desde febrero, aseguró «Chicago Tribune».

La página de Facebook de la artista recogía la última actividad poco después de las nueve de la mañana del domingo. Un mensaje en esta red social hacía al parecer referencia a un asunto familiar turbio relacionado con su hijo Jake.

El portal sensacionalista TMZ aseguró que la policía había mandado una alerta sobre el suceso en el que clasificaba a O’Connor como «desaparecida con tendencia suicida».

No es la primera vez que se ha temido por la muerte de la estrella irlandesa, que ha hablado de su suicidio en varias ocasiones durante su vida. La última vez, el pasado noviembre, cuando escribióun mensaje en Facebook en el que hablaba de quitarse la vida. «He tomado una sobredosis», aseguraba después de una serie de declaraciones en los que describía problemas personales. «No hay otra manera de hacerme respetar. Estoy en un hotel, en algún sitio de Irlanda, bajo un nombre falso. Si no colgara este mensaje, mis hijos y mi familia ni siquiera se enteraría». La cantante fue encontrada ese mismo día.

O’Connor, una cantante instalada en la polémica desde que alcanzara relevancia mundial a finales de los años 80, ha convivido con problemas mentales. En 2007, en el programa televisivo de Oprah Winfrey, reconoció que había sido diagnosticada con desorden bipolar cuatro años antes y que intentó suicidarse en su 33º cumpleaños, en 1999. En 2012, canceló una gira de conciertos por «una crisis nerviosa muy grave».

O’Connor alcanzó el estrellato en 1990 con «Nothing Compares 2 U», en la que versionaba una canción de Prince. Precisamente, su última polémica pública tuvo que ver con el genio de Minneapolis, fallecido hace pocas semanas. Tras su muerte, acusó al cómico Arsenio Hall de ser quien proveía de drogas a Prince, lo que le valió una demanda por difamación.