reaparición de Jesulín de Ubrique
reaparición de Jesulín de Ubrique - ABC

El regreso a los ruedos de Jesulín de Ubrique: más solo que nunca

El diestro toreó con la plaza llena pero marcada de grandes ausencias como su esposa María José Campanario

MadridActualizado:

Jesulín de Ubrique anunciaba hace un tiempo su reaparición en los ruedos a través de un gracioso vídeo en el que imitaba a Rocky Balboa. Por fin llegó el día en el que el diestro reaparecía para participar su última corrida tras siete años desde su despedida, pese a que ha participado en algún festival.

A principios de año el torero fue hospitalizado por dos hernias, sin embargo se dejó convencer para volver a vestirse con el traje de luces y deleitar a sus fans con sus hazañas sobre el ruedo. Pese a estar la plaza llena, Jesulín estaba más solo que nunca en uno de sus momentos más importantes.

En primer lugar, Cayetano Rivera, que había confirmado su asistencia, se cayó del cartel. El motivo de su ausencia vino marcado por su salud, pues el torero sufrió un accidente en Pontevedra que ha generado que se tenga que alejar del ruedo por recomendación médica. Miguel Abellán fue el encargado de sustituirle.

Además, la gran ausencia para el diestro fue la de su mujer, María José Campanario que, pese a estar en Cuenca, prefirió seguir la corrida lejos del ruedo. Tampoco asistió ningún otro familiar cercano del torero -ni su madre ni sus hijos-, aunque si lo hicieron sus suegros, tal y como asegura «Jaleos».

El principal de los motivos por lo que se ha ausentado la mujer del diestro fue que prefería que el protagonismo residiera en su totalidad en la reaparición de su marido y no en ella. Una decisión que era de esperar y más tras el enfrentamiento que tuvo con una reportera la noche anterior en la cercanía del hotel donde se hospedaban.