El nuevo paso de Rocío Carrasco en su batalla judicial contra Antonio David Flores

La hija de la fallecida tonadillera Rocío Jurado se ha realizado un examen psicológico por si pudiera demostrar las posibles secuelas que supuestamente le han quedado por culpa de su exmarido

MADRIDActualizado:

La guerra entre Antonio David Flores y Rocío Carrasco parece estar muy lejos de terminar. El colaborador tuvo el lunes una mañana muy complicada en los juzgados de Alcobendas donde estaba citado a declarar por la denuncia de incumplimiento de la custodia de su hijo David, impuesta por su exmujer. En dichos juzgados se producía el reencuentro entre madre e hijo después de más de un año sin tener contacto.

«Tengo el alma rota», con estas palabras el asesor del amor explicaba a los medios como se sentía después de que Rocío no se hubiera acercado a saludar a su hijo. Pero este no es el único enfrentamiento que mantiene en pie de guerra a Antonio David y Rocío. El Juzgado de Violencia de Género de Madrid ha admitido a trámite una denuncia de ella contra él por presuntos malos tratos psicológicos continuados.

A estos mismos juzgados ha acudido Rocío Carrascoeste martes para somerterse a un examen psicológico enmarcado en el procedimiento contra su exmarido. A través de dicho informe el forense valorará si fue víctima de maltrato y si tiene secuelas psicológicas debido a las continuadas manifestaciones de Antonio David durante estos veinte años, motivo por el cual Carrasco interpuso la denuncia.

La hija de Rocío Jurado llegó a los juzgados, pasadas las diez de la mañana, acompañada únicamente de su abogado y con la misma actitud que el pasado lunes, sin romper su silencio y completamente seria.