Berlusconi y Ruby
Berlusconi y Ruby - AFP

Muere envenenada una modelo, testigo clave en el proceso contra Berlusconi por el caso Ruby

La fiscalía considera que murió por una «mezcla de sustancias radioactivas» e indaga por homicidio voluntario. La pregunta que todos se hacen es quién ha envenenado a la joven marroquí y el caso se envuelve en un gran misterio

MadridActualizado:

Ha muerto envenenada la modelo marroquí Imane Fadil, de 34 años, un testigo clave en el escándalo del caso Ruby «robacorazones» y los festines calientes del «bunga bunga» contra Silvio Berlusconi. Ha muerto después de un mes de agonía. En el hospital Humanitas de Rozzano, a las puertas de Milán, donde llegó en graves condiciones repetía: «Temo haber sido envenenada». Sus temores se han visto confirmados: La fiscalía de Milán investiga por «homicidio voluntario», porque tras una serie de exámenes toxicológicos, se concluye que Imane Fadil murió envenenada por una «mezcla de sustancias radioactivas». Las habría ingerido o con un cóctel o con la comida. El fiscal Francesco Greco asegura que «las investigaciones se realizarán a fondo, porque estamos frente a una muerte y el asunto es serio». La joven murió el pasado primero de marzo, después de lo que el propio fiscal Greco, define como «un mes de tormentosa agonía». Los médicos tardaron en descubrir que la causa de sus fuertes dolores y «progresivo deterioro de los órganos» era un envenenamiento. El fiscal ha explicado que el hospital no activó el necesario protocolo y no comunicó nada a la magistratura, ni siquiera el día de su muerte, algo que sorprende a los expertos, pues los hospitales italianos están acostumbrados, en general, a notificar cualquier anomalía, aunque se trate de un rasguño.

Imane Fadil
Imane Fadil - AFP

Temía por su vida

La modelo Fadil, en el 2011, con poco más de 25 años, fue a ocho cenas a Villa San Martino, en Arcore (Milán), residencia habitual de Silvio Berlusconi, entonces primer ministro (lo fue hasta noviembre 2011). Pronto se convirtió en figura clave, la primera de las grandes acusadoras de Silvio Berlusconi en los procesos del caso Ruby, la joven marroquí con el apodo de «robacorazones», que recibió siete millones de euros del Cavaliere, a cambio de «falsamente negar haber tenido relaciones sexuales con Silvio Berlusconi», cuando era menor de edad, según la acusación.

La modelo marroquí Fadil se convirtió en una de las llamadas «arrepentidas» del «bunga bunga» y se constituyó parte civil en varios procesos relacionados con el escándalo. Ya en el 2012, al terminar de testificar en el juicio denominado «Ruby bis», comentó a los periodistas que se sentía «en peligro». En el mismo año contó que un emisario sirio, por encargo de Berlusconi, habría intentado comprar su silencio. Incluso en los últimos meses, la modelo se había confirmado como un testigo clave en el proceso «Ruby tres», en el que Silvio Berlusconi está imputado por corrupción para que una serie de jóvenes que asistían a sus festines de «bunga-bunga» y otros testimonios declararan el falso. «He dicho la verdad, he sufrido y rechazado intentos de corrupción» repetía Fadil en los últimos meses. A su abogado le había dicho que temía por su vida.

«En Arcore he visto al diablo»

En una entrevista al periódico «Il Fatto», en el pasado año, Imane Fadil contó detalles sobre las noches de «bunga bunga», que Berlusconi definía como «cenas elegantes»: «En aquella casa (residencia de Arcore) he visto presencias extrañas, siniestras. Allí dentro está el Mal, yo lo he visto, está el diablo». Fadil confesó que estaba escribiendo un libro, en el que «contaré todo», precisando que se le había echado mucho fango. Al «Fatto» contó algunas escenas sobre su última asistencia al «bunga bunga»: «Había chicas desnudas que bailaban, una, con solo un tanga, se agitaba en el suelo de modo desesperado». El fiscal Gerardo Greco ha secuestrado, en la casa de un amigo de la joven donde vivía temporalmente, el borrador del libro que estaba escribiendo la joven marroquí, así como otros documentos y objetos personales.

El escándalo Ruby y los festines bunga bunga» de Arcore se convirtieron en el caso mas largo y mediático de la reciente historia judicial italiana. Ahora la muerte de la modelo marroquí Imane Fadil irrumpe con gran fuerza en el proceso. La pregunta clave que hoy se hacen medios italianos es quién ha envenenado a Imane Fadil. Por el momento es un gran misterio que añadir a una larga que ya existe en este país de los misterios que es Italia.