Manuel Velasco junto a su madre Concha - Gtres

Manuel Velasco, en defensa de su madre: «Hay que quitar dramatismo a esta historia»

Concha Velasco tuvo que vender su casa de la calle de Princesa de Éboli de Madrid para pagar la deuda que mantenía con Hacienda

ABC
MadridActualizado:

Desde que Concha Velasco (79 años) contase que tuvo que vender su casa de la calle de Princesa de Éboli de Madrid para pagar la deuda que mantenía con Hacienda, todos los focos se han centrado en la emblemática actriz. «He llorado mucho, pero de todo se sale», reconocía en una entrevista con la revista «Semana». «Ya no tengo ninguna deuda, puedo dormir tranquila», zanjó.

Tras la venta de la casa ha tenido que mudarse a un piso de alquiler, pero pese todo es optimista porque se ha quitado de encima este peso. Su hijo, Manuel Velasco, acudió anoche al estreno de «Gente que viene y bah» donde aprovechó para hablar de la polémica que ha rodeado a su madre desde que se publicó la noticia: «Hay que quitar dramatismo a esta historia porque acda vez que leo un titular parece un apocalipsis. De verdad que no ha pasado nada, está feliz de la vida. Esta casa hacía mucho que se la quería quitar de encima desde hace muchísimo tiempo porque era muy grande para ella. Y luego tenía una hipoteca a muy poquito tiempo que no se podía abarcar», y asegura que «no se va a retirar nunca porque las leyendas no se retiran» y que no trabaja solo para pagar Hacienda sino porque «se lo pasa estupendamente actuando».

Deudas

Los problemas económicos de Concha Velasco comenzaron por su relación con el que fue su marido, Paco Marsó, con el que estuvo casada más de 25 años. Cuando se casaron, en 1977, el actor quiso encargarse del patrimonio y los negocios de Velasco, lo que no le salió nada rentable. Como ella misma confesó en alguna ocasión, su relación fue nefasta para su economía. Fue al hombre que más amó pero también el que más la hizo sufrir. Las infidelidades de Paco Marsó y su afición al juego, que causaron buena parte de los problemas económicos de la pareja, agravados por inversiones fallidas, marcaron el matrimonio. «Al divorciarme he ganado que cuando suena el timbre de casa no piense que es una citación judicial», llegó a decir en una entrevista.

Mujeriego

Marsó llegó a reconocer en televisión en 2006 que le había sido infiel a su esposa con profesionales del sexo, además de decir que en el casino había noches que podía perder casi un millón de pesetas. Aunque sin duda lo que más dolió a la actriz fue cuando aseguró que veía a Concha Velasco como una hermana y que llevaban siete años durmiendo separados. El actor y productor de espectáculos falleció el 5 de noviembre de 2010, víctima de un derrame cerebral en Málaga.