GTRES

Tom Cruise hace tres años que no ve ni llama a su hija Suri

El popular actor no quiere ver a su hija, según fuentes cercanas a Cruise, la razón principal sería que la pequeña no pertenece a la cienciología

MadridActualizado:

El cariñoso y tierno padre que proclamaba a los cuatro vientos su devoción por la pequeña Suri, ya no existe. Tom Cruise lleva más de tres años sin ver a su hija y sin intención alguna de querer hacerlo.

Kate Holmes lleva sufriendo en silencio muchos años los desplantes que hace el actor a su hija, Suri Cruise, que ya ha cumplido 10 años y empieza a darse cuenta de todo. De ahí a que su madre haga lo imposible para que la niña esté feliz e intenta explicar sutilmente la ausencia de su padre. Sin embargo, como toda hija, quiere también tener a su padre cerca y presente en su día a día.

Medios estadounidenses ya se habían percatado de la situación hace mucho tiempo, también la mirada triste de la pequeña había sido noticia. Pero lejos de sentir una alerta, Tom Cruise, ha seguido en las alfombras rojas promocionando sus películas con la mejor de sus sonrisas sin entrar a valorar todo lo acontedido. Según fuentes cercanas al ex matrimonio, «Tom hace más de tres años que no visita a Suri y tampoco la llama. Es muy triste», apuntaba.

US WEEKLY
US WEEKLY

Como indicó con ironía en su última edición US Weekly, para Suri se ha convertido en una «misión imposible ver a su padre». «Tom no ha visto ni llamado a Suri en aproximadamente tres años. No tiene relación con Suri», señaló una fuente familiar a esa revista.

Recordemos que la última vez que ambos fueron fotografiados juntos fue en agosto de 2012, cuando el actor la llevó a un parque acuático de Disney en Buena Vista, Florida. Por la noche, el artista permitió que durante una gala pudieran tomar imágenes de ambos juntos. Desde entonces, nunca más se les ha vuelto a ver unidos y es de extrañar por cómo durante los siete años anteriores Cruise ha presumido de niña y mostrándo todo su amor publicamente.

GTRES

Holmes y Cruise se conocieron en 2005 y anunciaron su compromiso en junio de ese año. En abril de 2006, nació Suri. En noviembre, contrajeron matrimonio. Seis años después se divorciarían, siendo una de las separaciones más comentadas de Hollywood, después de que se conociera que el artista practicaba la cienciología. De hecho, este fue uno de los motivos principales de la ruptura ya que la actriz no quería que su hija tuviera una enseñanza religiosa en su hogar y en cambio deseaba que fuera como «cualquier niño a una escuela común». Cosa que Tom Cruise jamás entendió.

GTRES

Una fuente familiar indicó al medio citado que el motivo por el cual Cruise no ve a su antigua esposa y a Suri es que ellas no pertenecen a la cienciología, y de ahí a que desde que se firmara el acuerdo de divorcio no haya querido volver a verlas ni tener nada que ver. En cambio, lo llamativo del asunto es que el actor sí mantiene un vínculo fluido con sus otros hijos, Connor e Isabella, quienes sí son miembros de esa iglesia.

Por su parete, el actor nunca ha querido pronunciarse al respecto, ni se sabe cómo puede llevar la ausencia en la vida de su hija. Sí han sido comentados los cambios en el comportamiento de Cruise desde que pertenece a esta religión. Sea como fuere, y tal y como agregaba la fuente cercana a US WEEKLY «esperemos que sepa reaccionar a tiempo y no permita que su hija crezca sin su cariño».