Cristiano Ronaldo - Gtres | Vídeo: Habla el abogado de la demandante Kathryn Mayorga «La señora Mayorga denunció este abuso sexual el mismo día en que se cometió» ATLAS

Las claves para entender la polémica sexual de Cristiano Ronaldo

El futbolista se enfrenta a una demanda judicial como autor de un delito de violación

MadridActualizado:

El caso se remonta a 2009, cuando Cristiano Ronaldo conoció a la modelo estadounidense Kathryn Mayorga en una discoteca de Las Vegas. De ahí saltaron a una suite de lujo del hotel Palms Casino Resort de la «capital del juego».

Ella jura que se negó hasta en tres ocasiones a mantener una relación sexual con el delantero, pero que él acabó forzándola y que tuvieron «sexo anal, sin lubricante ni preservativo». Inicialmente, quiso denunciarlo, pero los dos llegaron a un acuerdo, tal cual se rubricó en un documento en el que la mujer estadounidense aceptaba 325.000 euros a cambio de olvidarse del asunto. Ahora un juzgado de Nevada ha admitido a trámite investigar el caso porque los abogados de Kathryn ven motivos suficientes para poder activar un proceso judicial.

Cristiano, quien siempre argumentó que la efímera relación que tuvo con esa mujer se basó en el consentimiento mutuo, se enfrenta a una demanda judicial como autor de un delito de violación. Los asesores legales del campeón de Europa con la selección portuguesa se hallan inmersos en una guerra sin cuartel frente a los duros abogados norteamericanos, aunque cuentan a su favor con un detalle que puede resultar esencial: la mujer se comprometió por escrito a no hablar más acerca del tema, y a la vista está que no lo ha cumplido.

Un hecho que no consigue callar a Mayorga, que no ha tenido ningún reparo en pronunciar estas palabras en los últimos días: «He tenido graves problemas. Le culpo de la violación. Y me culpo a mí misma por haber firmado aquel papel». Más aún: «No seré yo quien pague los tratamientos a los que he tenido que someterme después de las secuelas».

Por su parte, el cinco veces ganador del Balón de Oro se defiende a través de sus redes sociales. «Niego de forma tajante las acusaciones de las que soy objeto» y añade: «No voy a alimentar el espectáculo mediático montado por quien se quiere promocionar a mi costa». Fue antes de dejar claro que, para él, « la violación es un crimen abyecto, contrario a todos los valores en los que creo».

Esta semana se ha filtrado un vídeo en el que aparece el futbolista bailando con la modelo en una discoteca de Las Vegas, Estados Unidos. Se trataría de unas imágenes, publicadas por el diario «The Sun», de la misma noche de 2009 en la que presuntamente, según la versión de Mayorga, tuvo lugar la violación.