Vídeo: Apple, obligada a pagar 13.000 millones - REUTERS

Otros casos similares al de Apple investigados por la Comisión Europea

Multinacionales como Fiat, Starbucks, Amazon y McDonald's también han sufrido inspecciones del órgano comunitario

MadridActualizado:

La Comisión Europea ha obligado a Irlanda a cobrar 13.000 millones de euros a Apple tras concluir en una investigación abierta a la tecnológica de que se estaba beneficiando de ventajas fiscales ilegales. El organismo concluyó que a la multinacional le autorizó el país para contar con una «ventaja significativa» en materia tributaria. A pesar de ello, no es el primer caso en el que la Comisión actúa por impuestos no pagados.

Starbucks, cercada en Holanda

La cadena de cafeterías estadounidense fue investigada por la Comisión Europea en el año 2014 a causa del pacto fiscal al que llegó con Holanda para pagar menos impuestos de los que correspondían en el país. Starbucks tuvo que pagar entre 20 y 30 millones de euros por los impuestos no pagados en Países Bajos a causa de las ventajas tributarias obtenidas.

Inspección a McDonald's en Luxemburgo

Bruselas confirmó en 2015 la apertura de una investigación a McDonald’s por, presuntamente, no haber pagado los impuestos necesarios desde 2009. La multinacional alcanzó un pacto fiscal en Luxemburgo por el que no estaría pagando desde entonces los tributos que le corresponderían por su actividad en la UE. Fue acusada de eludir el pago de centenares de millones de euros.

Fiat pactó ventajas fiscales en Luxemburgo

La multinacional automovilística fue objeto en 2014 de una investigación por parte de Bruselas por las ventajas fiscales ilegales recibidas de Luxemburgo en un proceso abierto de forma idéntica a Starbucks en Holanda. Las autoridades europeas obligaron a Fiat a abonar entre 20 y 30 millones de euros por los impuestos no pagados tras el pacto al que llegaron con Luxemburgo.

Amazon, investigado en Irlanda

El gigante del comercio electrónico cuenta con una investigación abierta por parte de la Comisión Europea a causa de presuntas ventajas fiscales percibidas en Irlanda en los últimos años. Además, el pasado año, el organismo europeo tumbó definitivamente el pacto al que había llegado Amazon con Luxemburgo en 2003 para pagar menos impuestos en el país.

Google despierta dudas en Europa

Aunque no ha sido, por el momento, investigado por la Comisión Europea, la tecnológica ha sido objeto de varias investigaciones en el continente europeo. La última de ellas tuvo lugar el pasado mes de junio por inspectores de la Agencia Tributaria española, los cuales registraron su sede en Madrid en busca de posible documentación que acreditara una presunta ingeniería fiscal para evadir impuestos en dirección a Irlanda.