La nueva ley hipotecaria también amenaza con endurecer el acceso al crédito - MIKEL PONCE / Vídeo: En 2019 habrá cambios sustanciales para tu bolsillo: Así suben y bajan los precios

El Euribor se dispara: ¿es el fin de las hipotecas baratas?

El índice sube a -0,129% y eleva la cuota de un crédito medio en 39 euros al año

Los analistas estiman que el indicador podría entrar en 2019 en tasas positivas

Actualizado:

El Euribor, referencia para la mayoría de hipotecas en España, ha cerrado 2018 con una fuerte subida. El índice escaló en diciembre casi dos centésimas respecto a noviembre y seis respecto a diciembre de 2017, lo que supone el mayor incremento desde 2014, y acabó el año en el -0,129%. De esta forma, el indicador encadena nueve meses al aza y ha empezado ya a encarecer las cuotas de las hipotecas a las que les toca revisión.

Con este último aumento, por ejemplo, la cuota de un préstamo medio de 120.000 euros a 20 años y con un diferencial de Euribor más un 1% al que le toque revisión ahora se encarecerá en 38,76 euros al año o 3,23 euros al mes. Se trata del cuarto mes consecutivo en el que la cuota de las hipotecas se revisa ya al alza.

Se trata de una subida por ahora poco perceptible en la cuota, pero la tendencia en la que ha entrado el Euribor anticipa el fin de los bajos precios que han tenido en los últimos años los préstamos para comprar vivienda.

El Euribor, que se disparó hasta el 5,4% en 2008 y en 2016 entró en tasas negativas por primera vez en su historia, marcó su nivel más bajo (-0,191%) el pasado abril. Desde entonces, ante las expectativas de un endurecimiento en la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), no ha dejado de subir. Y en diciembre, con el fin del programa de compras de la institución, dio un acelerón.

Hacia el 0%

«Cada vez queda más cerca la zona del 0%. En la situación actual, y aun estando en niveles negativos, es previsible un posible cambio de tendencia mucho más contundente de cara a los próximos meses, una vez se instaure en el mercado la idea firme de la normalización monetaria por parte del BCE», explica el analista de la agencia de invesión XTB Jorge López.

La velocidad de normalización del Euribor va a depender, por tanto, del ritmo al que el BCE suba los tipos de interés. Y aunque no se espera que mueva el precio del dinero o tipos de referencia como la facilidad de depósitos hasta la segunda mitad de 2019, en caso de que los mercados vean señales de una subida posiblemente el Euribor lo anticipará con subidas más bruscas.

Los analistas de Bankinter, cuya estimación central para 2018 se ha cumplido, estiman ya que el índice cerrará 2019 casi en el 0%, en concreto en el -0,01%, y en su escenario más optimista lo sitúan en el 0,2% al término del ejercicio. En esa lína, la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) prevé que el Euribor se sitúe en este primer trimestre de 2019 en el -0,07%, llegue al 0% en el segundo y al 0,08% entre julio y septiembre y termine el año en el 0,19%.

«La política monetaria del BCE seguirá siendo muy acomodaticia y los tipos de interés no cambiarán hasta el cuarto trimestre de 2019, aunque no se descarta incluso que se vaya al primer trimestre de 2020. Además, ese alza sería muy leve y colocaría el tipo en el entorno del 0,40% para final del año 2020», dicen en Bankinter.

Los expertos matizan que, aunque los créditos hayan comenzado a encarecerse, la subida será gradual y no deparará grandes sustos a los hipotecados. Eso sí, el alza del Euribor coincide con la entrada en vigor de la nueva ley hipotecaria, que introduce condiciones que obligan a los bancos a ser más rigurosos al conceder los préstamos -deben hacer un informe mucho más profundo de la solvencia del cliente- y les impone nuevos costes —por ejemplo, los de formalización del crédito— que amenazan con endurecer el acceso a esa financiación y encarecerla.