Cristóbal Montoro, ex ministro de Hacienda que creó los mecanismos extraordinarios de financiación
Cristóbal Montoro, ex ministro de Hacienda que creó los mecanismos extraordinarios de financiación - ÁNGEL DE ANTONIO

Las comunidades autónomas deben al Estado 170.000 millones de euros

La Administración central tiene en su poder el 60% de la deuda de las regiones

MadridActualizado:

Los mecanismos extrarodinarios de financiación creados en 2012 han convertido al Estado en el mayor acreedor de las autonomías. Con los préstamos concedidos a través del FLA y del resto de fondos de auxilio financiero, la Administración central ha asumido el riesgo crediticio de los gobiernos regionales. Según los últimos datos certificados por el Banco de España -relativos al primer trimestre de 2018-, el Estado tiene en sus manos en torno al 60% de toda la deuda de las comunidades autónomas. Eso supone que éstas le deben a la Administración central unos 170.000 millones de euros.

Con esos mecanismos extraordinarios de financiación, las autonomías han ido utilizando el dinero que recibían del Estado para hacer frente a los vencimientos de deuda que habían adquirido tiempo atrás en los mercados ordinarios. Han refinanciado su cartera de deuda; de paso, la han engordado; y su prestamista principal ha pasado a ser el Estado, como demuestran los balances oficiales.

Las comunidades que más dinero le deben al Estado en cifra absoluta son, por este orden, Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía: unos 54.000, 37.000 y 26.000 millones de euros respectivamente.

Aunque en términos globales el Estado ya tiene en sus manos aproximadamente el 60% de la deuda autonómica total, hay comunidades en las que es mucho más. Así, en el caso de la Comunidad Valenciana y Murcia es el 81,3% y el 80,6%, respectivamente. El Estado tiene en sus manos en torno al 78% de la deuda pública andaluza, y alrededor del 75% del endeudamiento de Baleares y de Castilla-La Mancha. En el extremo opuesto se sitúan Navarra y el País Vasco: la holgura financiera que les dan sus privilegiados regímenes forales les ha evitado endeudarse con el Estado.