Los billetes morados, en peligro de extinción - ABC

Claves de la desaparición paulatina del billete de 500 euros

El BCE ha aprobado el fin de la emisión de este tipo de billetes desde 2018

BERLÍNActualizado:

El Consejo del BCE ha firmado la sentencia de muerte para el billete de 500 euros, aunque será una agonía lenta y aquellos afortunados que los tienen en su poder podrán conservarlos y seguir utilizándolos como forma de pago. Adoptando una posición intermedia entre los deseos del equipo técnico, que aconsejaba comenzar a canjearlos por denominaciones de 100 y 200 euros, y la de Alemania y Austria, que querían dejar como estaba el billete morado, el BCE ha optado por dejar de imprimir esos billetes.

¿Cómo desaparecerá?

En la nueva serie Euro 2, que será fabricada a partir de 2018, ya no estarán presentes los billetes de 500, pero los que ya están en circulación conservarán su valor «indefinidamente» y podrán ser canjeados en los bancos centrales de cada país sin obstáculo alguno y en un periodo «ilimitado», según recoge el BCE en un comunicado. Por ejemplo, si un cliente acude a un banco y quiere cambiar dinero por billetes de 500 euros a partir de 2018, la entidad se los podrá facilitar si dispone de ellos. Además, los usuarios podrán continuar comprando con este tipo de billetes. El fin de los mismos, por tanto, no se producirá en 2018 sino que será paulatino a medida que se vayan rompiendo por su uso o los ciudadanos los vayan canjeando en los bancos centrales de cada país.

¿A qué se debe esta decisión?

A modo de justificación, el BCE destacó en un comunicado«la preocupación por que este billete pueda facilitar las actividades ilícitas». En el Reino Unido, de hecho, los bancos y casas de cambio tienen prohibido desde 2010 aceptar estos billetes, aunque hay quien duda que la medida vaya a terminar, siquiera a reducir, la criminalidad financiera o la evasión fiscal. «En países con limitaciones a las operaciones en efectivo como Italia o Francia no han disminuido los delitos financieros, que yo sepa», criticó el nuevo presidente del prestigiosos Instituto IFO, Clemens Fürst, quien añadió que «la eliminación del billete de 500 euros no tendrá ese efecto y lo único que conseguirá será socavar más aún la confianza en el BCE y en el euro».

¿Y el resto de billetes?

Pese a la retirada, el BCE afirma que asegurará que haya cantidades suficientes del resto de billetes, que se seguirán emitiendo. «El Eurosistema, que comprende el BCE y los bancos centrales nacionales de la zona del euro, adoptará medidas para asegurar la disponibilidad de cantidades suficientes del resto de las denominaciones», explica el comunicado.

¿Qué críticas ha recibido la medida?

El presidente del Instituto IFO alemán ha sido uno de los más crípticos sobre la decisión del Banco Central Europeo. En opinión de Clemens Fürst, «el auténtico motivo por el que se toma esta decisión es para poder mantener la política de tipos de interés bajos e incluso negativos durante más tiempo» y recuerda también que «para los bancos y las cajas de ahorros será más caro depositar y custodiar el dinero si lo tienen en billetes de denominación más pequeña». Como miembro del equipo de los «Cinco Sabios» de la economía que asesoran al gobierno alemán, considera que «lo que el BCE debería hacer, si es que está decidido a reducir el número de billetes en circulación, es retrasar la ejecución de la medida hasta que la situación de los tipos de interés se haya podido normalizar en la zona euro». Unas advertencias parecidas a las que hizo hace unos meses el presidente del Bundesbank, Jens Weidmann.