La presidenta de Banco Santander, Ana Botín
La presidenta de Banco Santander, Ana Botín - AFP

Banco Santander lanza una opa de 2.560 millones por el 25% de su filial en México

La entidad ofrece un canje de acciones con una prima del 14% a los minoritarios de Santander México para hacerse con el 100%

El grupo emitirá 572 millones de nuevas acciones para sufragar la operación

SantanderActualizado:

Banco Santander ha reforzado su apuesta por el mercado mexicano. La entidad financiera presidida por Ana Botín ha lanzado este viernes una oferta de recompra del 25% del capital social de Santander México que sacó a Bolsa en 2012 para recuperar la propiedad total de su filial. Con esta operación, que abonará a los actuales accionistas minoritarios de la entidad mexicana mediante un canje de acciones, esto es, con títulos propios y no en efectivo, el grupo cántabro busca elevar su peso en unos de los mercados iberoamericanos que ahora mismo mejores resultados le está aportando y del que espera beneficios crecientes.

"Creemos en México, en el potencial de su sector financiero y de Santander México, que hoy es uno de los bancos lideres en el país", ha dicho Botín durante la junta general de accionistas celebrada este mismo viernes en Santander. El grupo cántabro entró en México en 1996, con la compra de Banco Mexicano, una operación que ya dirigió la ahora presidenta del grupo, Ana Botín, durante la expansión de la entidad por Iberoamérica. Pero en 2012, en plena crisis, decidió sacar el 24,9% del capital de su filial a Bolsa para obtener recursos y reforzar su capital.

Ahora, y en contra de la opinión de los bancos de inversión que le recomendaban vender filiales para elevar su nivel de solvencia, recorre el camino contrario y opta por la recompra y volver a tener el 100%. Y es que Santander México aportó el año pasado a las cuentas de resultados un beneficio de 760 millones de euros, un 14% más y el 8% de lo beneficios del banco, mostrando algunos de los crecimientos más altos del banco en Iberoamerica. Santander México es el tercer banco del mercado mexicano, liderado por BBVA Bancomer, y genera una rentabilidad (ROTE) del 20%. Los objetivos de la entidad son que ahora la franquicia mejore su rentabilidad hasta el 21% y eleve de ese 8% al 10% su peso en las cuentas.

"La operación es consistente con la estrategia del Santander de incrementar su peso en mercados en crecimiento y refleja la confianza de Banco Santander en México y en su filial así como en su potencial de crecimiento a largo plazo", ha dicho el grupo en un comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) para anunciar la operación, en la que el banco ha estado asesorado por Citi. "Es una transacción que nos permite mejorar el perfil de crecimiento del grupo, al invertir en un país con crecimiento estructural y alta rentabilidad", ha recalcado el consejero delegado, José Antonio Álvarez.

Oferta de canje

La oferta de canje, que la entidad lanzará y prevé cerrar en la segunda mitad de este año y es voluntaria y no está sujeta a un porcentaje mínimo de aceptación, contempla la entrega a los actuales propietarios de ese 25% de Santander México de 0,337 acciones de nueva emisión del Santander por cada una de la filial iberoamericana, 1,685 "american depositary shares" (ADS) del Santander por cada ADS de Santander México y tiene en cuenta el dividendo de 2018. Esto implica una prima del 14% sobre el precio de cierre ayer de las acciones tanto del Santander como de Santander México.

En caso de que esa oferta sea aceptada por el 100% de los accionistas propietarios de ese 25% de Santander México que el grupo aún no controla, el Santander ampliará su capital en 572 millones de nuevas acciones, el 3,5% de su capital social, valoradas en 2.560 millones de euros, para financiar la recompra. Como contrapartida, el banco elevará su ratio de capital de máxima calidad (CET1), que quiere situar entre el 11% y el 12%, en 0,05 puntos porcentuales y espera obtener de esta inversión una rentabilidad del 14,5%.