La complejidad de las cadenas de producción internacionales interrelacionadas también podría amplificar el impacto, avisan desde el BCE
La complejidad de las cadenas de producción internacionales interrelacionadas también podría amplificar el impacto, avisan desde el BCE - REUTERS

El BCE advierte que el proteccionismo ya está impactando sobre el clima económico

Las economistas Vanessa Gunnella y Lucía Quaglietti concluyen que un empeoramiento de las tensiones comerciales «erosionaría la confianza y tendría repercusiones más significativas en la economía mundial y de la zona del euro»

FráncfortActualizado:

El Banco Central Europeo (BCE) ha advertido este jueves contra las repercusiones negativas que el proteccionismo puede tener en el crecimiento de la economía mundial y de la zona del euro. En concreto, así lo expone en un artículo de su último informe económico, publicado hoy.

Las autoras del mismo, las economistas Vanessa Gunnella y Lucía Quaglietti, han sostenido que la incertidumbre por «el proteccionismo está afectando al clima económico y puede incrementarse aún más, lo que posiblemente erosionaría la confianza y tendría repercusiones más significativas en la economía mundial y de la zona del euro».

Gunnella y Quaglietti han añadido que «se espera que el impacto de las medidas aplicadas hasta el momento sobre las perspectivas económicas globales y de la zona del euro se mantenga contenido». En este sentido, han advertido de que «los importantes efectos negativos podrían materializarse si se produjese una nueva escalada de tensiones comerciales».

La complejidad de las cadenas de producción internacionales interrelacionadas también podría amplificar el impacto. En concreto, según el artículo, «si se consideran de forma aislada, las repercusiones de los aranceles aplicados en 2018 solo plantean un riesgo adverso limitado para las perspectivas mundiales y de la zona del euro».

Para eludir los efectos de las subidas de aranceles es posible que las empresas que operan en los sectores afectados hayan ido adelantando los pedidos de importación. Por ahora parece que el impacto de los aranceles aplicados y anunciados debido a los efectos derivados de la incertidumbre ha quedado restringido a esos sectores.

También, en el mismo artículo, las autoras han sostenido que los flujos comerciales de los sectores afectados pueden haber comenzado a reducirse después de la entrada en vigor de los aranceles, especialmente en China. Pero si se produce una nueva intensificación de las tensiones comerciales, el impacto sería mayor.

Peligros de una guerra comercial

Las economistas del BCE han añadido que las simulaciones basadas en modelos indican que el impacto directo a medio plazo de una escalada de las tensiones podría ser considerable y que se vería agravado por el incremento de las tensiones financieras y la caída de la confianza.

Pese a algunos efectos de desviación de comercio, el comercio mundial y de la zona del euro y, por tanto, la actividad se reducirían: «A más largo plazo, los efectos serían incluso más acusados», han concluido.

Una reversión de la apertura comercial solo servirá para agravar la desigualdad dentro de los países y entre ellos al privar a las personas de las indiscutibles ventajas económicas que aportan el comercio y la integración. Los países deberían tratar de resolver los conflictos comerciales en foros multilaterales, consideran Gunnella y Quaglietti.