Fútbol

Revolución en la selección alemana para volver a lo más alto

Joachim Low ha decidido no volver a convocar a Muller, Hummels y Boateng con el combinado nacional

S.D.
Actualizado:

El batacazo en el Mundial de Rusia puede haber marcado un antes y un después en la selección de Alemania. El hecho de no pasar siquiera la fase de grupos fue uno de los golpes más duros recibido por un combinado que venía de conquistar Brasil con un juego exquisito que maravilló al mundo.

Joachim Low fue uno de los señalados tras la debacle rusa y muchos pedían su cabeza. No osbtante, la Federación Alemana de Fútbol le dio un voto de confianza y le ha encomendado llevar a cabo la revolución que la «Die Mannschaft» necesita para volver a lo más alto. El seleccionador ha respondido a los deseos y ya ha tomado su primera decisión.

Low ha anunciado que no volverá a convocar a Thomas Muller, Mats Hummels y Jerome Boateng. Todos ellos conformaron el bloque que se proclamó campeón en la cita de 2014, además de ser el eje del Bayern de Múnich, dominador absoluto en los últimos años de la Bundesliga. El objetivo, iniciar una nueva era del fútbol germano.

«2019 es el año del nuevo comienzo para el fútbol alemán. Para mi era importante comunicarle personalmente a los responsables del Bayern y a los jugadores mis planes y mis ideas», ha dicho Low durante una visita a Múnich en la que se reunió con los jugadores y en la que les agredeció sus servicios.

Posibles sustitutos

La decisión del entrenador germano repercute directamente en la zaga, donde, a falta de descubrir de nuevas figuras, deberá buscar remplazo en Antonio Rudiger, del Chelsea, y Niklas Sule, también del Bayern. Ambos han ganado mucho peso en sus respectivos clubes, donde es habitual verles en el once titular y realizando grandes actuaciones.

Más difícil se antoja el remplazo de un jugador que ha sido capital con la camiseta teutona en la última década. La polivalencia y, sobre todo, la efectividad de Thomas Muller ha hecho de él un futbolista esencial para el éxito alemán. Sus 38 goles en 100 participaciones con la elástica blanca le han aupado al top diez de máximos goleadores.

Las esperanzas de perforar las porterías rivales residen ahora en Timo Werner. Al delantero se le empieza a quedar pequeño el Red Bull Leipzig y ya se le relaciona con algunos de los equipos más potentes de Europa.

Alemania pedía un cambio y Low ha empezado dando un gran paso como es prescindir de tres campeones del mundo. A estos tres descartes se le sumó el de Mesut Ozil. La brújula del ataque decidió renunciar a la selección por unos supuestos ataques racistas contra él después de publicar una polémica foto con el presidente turco Erdogan y con su compañero Ilkay Gundogan, del que también se pide su expulsión del combinado nacional. Ambiente enrarecido en tierras germanas, pero una nueva Alemania empieza a visulmbrarse en el horizonte.