Alex Morgan simula que se bebe una taza de té
Alex Morgan simula que se bebe una taza de té - EFE

Mundial femeninoEl gesto de Alex Morgan que ha puesto en pie de guerra a Inglaterra

La estrella de Estados Unidos celebró su gol a las inglesas simulando que se bebía una taza de té

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Semifinal del Mundial femenino de fútbol. Se ven las caras Inglaterra y Estados Unidos, dos de las selecciones más en forma del torneo. Las menos goleadas contra el ataque más devastador. Por si fueran pocos alicientes, el choque se produce solo dos días antes del 'Día de la Independencia' de los EE.UU., que celebra la declaración de Independencia de Gran Bretaña de 13 colonias estadounidenses en el año 1776.

Y en ese contexto, cuando Alex Morgan, estrella de la selección americana, anotó el segundo gol de su equipo en el minuto 31, tuvo lugar un gesto que no ha sentado nada bien en Inglaterra.

Tras el tanto, la jugadora de la selección de Estados Unidos finalizó una eufórica carrera por el césped parándose, para llevarse después los dedos a la boca simulando que se tomaba un té.

Las interpretaciones al gesto han sido muchas. Desde que se trató de una pulla a las inglesas por la afición a esta bebida en su país, a una referencia a la facilidad con la que la jugadora había logrado el gol.

Significase lo que significase, tras el partido la internacional inglesa y delantera de la Juventus Lianne Sanderson describió el gesto de Morgan como «desagradable». «Creo que esta noche podía esperar que Alex lograra un gol... pero no estoy tan contenta con esa celebración. Puedo equivocarme pero creo que se refiere a que jugaba contra Inglaterra y que en Inglaterra nos encanta el té... Yo no suelo beber té pero es algo con lo que estamos conectados en mi país, así que creo que es un poco desagradable».

La de Sanderson no fue la única crítica a la estadounidense por su gesto, que encontró numerosas respuestas en las redes sociales. Aunque si alguna respuesta fue contundente fue la del reputado presentador de televisión Piers Morgan, que calificó el gesto de «declaración de guerra».

La autora del gesto de la polémica, Alex Morgan, explicó que la peculiar celebración fue su modo de contestar a los críticos del equipo estadounidense, que acusaban a las vigentes campeonas de arrogantes.

«Quería mantener el interés. Sabía que Megan Rapinoe tiene las mejores celebraciones y quería intentar mantener el juego. Siento que no tomamos una ruta fácil a través de este torneo y ese es el té», zanjó.

Sea cual sea el motivo, al tiempo que provocó mucho malestar en Inglaterra, el gesto tuvo una gran acogida en los Estados Unidos y personajes de la relevancia de Hillary Clinton se fijaron en él para felicitar a las finalistas. «Felicidades al equipo nacional por ganarse ese té. A la final», escribió la política estadounidense en Twitter.