El futbolista argentino del Barcelona Lionel Messi - Vídeo: La Fundación Messi cobró más de 10 millones de euros sin declararlos
Tribunales

Messi pierde la demanda contra ABC: las noticias sobre su fundación «son veraces»

La juez certifica que hubo «diligencia profesional» y condena al futbolista, que pedía 202.786 euros, al pago de las costas

MADRIDActualizado:

Lionel Messi ha perdido la demanda por derecho al honor que interpuso en junio de 2017 contra el director de ABC, Bieito Rubido, y el redactor de investigación del diario Javier Chicote. El futbolista argumentaba que la primera oleada de informaciones de este periódico en la que se detallaban irregularidades contables en la fundación que lleva su nombre atentaba contra su honor, un perjuicio que cifró en 202.786 euros.

El juicio se celebró el pasado 18 de julio en el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Gavá (Barcelona), donde el astro argentino tiene su residencia. La sentencia, de fecha 27 de septiembre y recién notificada, hace una «desestimación íntegra» de la demanda, al tiempo que condena a la estrella del FC Barcelona al pago de las costas del juicio. La titular del juzgado ha destacado la «diligencia profesional» con la que trabajó ABC y la prevalencia de la libertad de prensa sobre el derecho al honor. La sentencia argumenta que «los datos (publicados) son veraces porque el periodista ha cumplido con la diligencia exigible y porque la información no solo es veraz sino que no se ha probado que no sea verdadera».

El fallo sostiene que «los números y datos informativos que facilita el periodista son veraces, pues se obtienen de una fuente rigurosa y objetiva, como son las cuentas y memorias depositadas en el Protectorado de Fundaciones de la Generalitat, llevando a cabo el periodista una actividad de comprobación de la veracidad de la información divulgada». Además, la juez destaca que «el Sr. Chicote trató de ponerse en contacto con la fundación a fin de contrastar las informaciones obtenidas de dichas cuentas y memorias antes de la publicación del artículo, sin ser atendido, cumpliendo así con el deber de cuidado exigible al periodista en atención a las fuentes consultadas, voluntad de contraste y relevancia pública de la información y notoriedad del personaje».

Sentencia demoledora

La sentencia, que es recurrible, demuele los argumentos del demandante:«La representación de Messi se limitó a proponer dos testificales, vocales de la Fundación Messi que, dentro de los conocimientos que manifestaron tener sobre los números de la fundación, reconocieron la veracidad de la falta de inscripción de la entidad hasta el año 2013; que los recursos de la fundación provenían, casi en un 90 porciento del FC Barcelona; los gastos de alquiler de la oficina sita en Avenida Diagonal de Barcelona», entre otros.

La juez Patricia Batlle concluye que «el medio respetó el deber de veracidad no como exigencia de verdad absoluta sino como necesidad de contrastar o verificar la información con la diligencia de un buen profesional». El fallo, acorde al criterio que manifestó la Fiscalía en el juicio, también recoge que el periodista «indicó en todo momento las fuentes de donde procedía la información publicada».

La sentencia valora que «no contiene la noticia frases y expresiones ultrajantes», ya que «el objeto no es difamar al futbolista, como pretende dar a entender el actor, sino dar a conocer lo que, a juicio del periodista, tras el análisis de los datos contables disponibles de los ejercicios 2013 a 2015, parece indicar la existencia irregularidades o comportamientos reprochables para una entidad destinada a fines benéficos que goza de especiales beneficios fiscales precisamente por el destino de los fondos que obtiene».

Messi demandó a ABC por tres informaciones de mayo de 2017 en las que se señalaban las «sombras contables» de la Fundación Leo Messi. Posteriormente publicamos otros reportajes sobre el desvío de fondos de la ONG que no han sido objeto de demanda.