Fútbol

La Fiscalía avala cambiar los dos años de cárcel de Cristiano por una multa de 365.000 euros

El portugués declara el martes en persona en la Audiencia Provincial de Madrid y no por viodeoconferencia. La seguridad será extrema

Actualizado:

Tras seis meses sin visitar Madrid, Cristiano Ronaldo tendrá dos citas en la capital de España en menos de un mes. Conocido es desde el pasado mes de diciembre su regreso a la ciudad donde vivió durante nueve años para el próximo 20 de febrero, fecha de la ida de los octavos de final de la Champions entre Atlético y Juventus, pero no será la única. El próximo martes 22, el futbolista portugués vendrá en persona a declarar por su delito de fraude fiscal, un juicio en el que Ronaldo será condenado a dos años de cárcel y 18,8 millones de euros de multa de acuerdo al pacto al que llegó con la Fiscalía de Madrid y con Hacienda, en el cual reconoce haber cometido cuatro delitos fiscales entre 2011 y 2014.

En un principio, la Audiencia Provincial de Madrid había fijado el juicio para el lunes 21, pero la defensa de Cristiano solicitó retrasarlo 24 horas, una vez sabido que la Liga italiana anunció para ese mismo día, a las 20.30 horas, la disputa del Juventus-Chievo, partido correspondiente a la vigésima jornada de la Serie A, la primera de la segunda vuelta. Tras el encuentro, Ronaldo cogerá un avión privado y pasará la noche en Madrid a la espera de la celebración del juicio, fijado para las 10.00 horas en la Audiencia Provincial.

Dos días de multa por cada día de prisión

Según pudo saber ABC de fuentes del entorno de Cristiano, el jugador luso acudirá en persona a declarar, una vez desestimada la opción de hacerlo por videoconferencia. El equipo de abogados de Ronaldo ha recomendado al futbolista dar las explicaciones oportunas de manera física, circunstancia que pretende ayudar a minimizar la pena carcelaria. El objetivo de la defensa del portugués es sustituir los 24 meses de prisión por una multa de 250 euros diarios a pagar durante 48 meses, cantidad que ascendería a 350.000 euros. Cada día de cárcel sería conmutado por dos días de multa.

Según puso saber también este periódico, la petición de la defensa de Cristiano cuenta con el respaldo de la Fiscalía, pero no así de la Agencia Tributaria. Las acusaciones imputaron a Ronaldo cuatro delitos contra el Fisco valorados en un montante total de 14.768.897 euros: 1,39 millones en 2011, 1,66 en 2012, 3,20 en 2013 y 8,5 en 2014. Pese a las reticencias del futbolista de Madeira, que desde un primer momento negó haber cometido ilegalidad ninguna -«jamás he ocultado nada ni he tenido intención de evadir impuestos. Si no me llamara Cristiano Ronaldo no estaría aquí», aseguró en su declaración del 31 de julio de 2017-, Cristiano decidió finalmente admitir los delitos. Este giro de guión logró un acuerdo final que rebajó el importe defraudado a los 5,7 millones de euros, cantidad que sumada a la multa y los intereses de demora fijaba el importe definitivo en esos casi 19 millones de euros y dos años de cárcel, además de hacerse cargo de las costas de la Abogacía del Estado.

La Fiscalía siempre mantuvo que Cristiano Ronaldo se benefició de una estructura societaria creada en 2010 para ocultar al Fisco las rentas generadas en España por los derechos de imagen, un modus operandi que supuso un incumplimiento «voluntario y consciente» de sus obligaciones fiscales en España. Además, le acusó de presentar en su declaración de la renta de 2014 unos ingresos de fuente española de 11,5 millones de euros, cuando la cifra real fue de 43. Y, también, le imputó no incluir «de manera voluntaria» ingresos por valor de 28,4 millones de euros por derechos de imagen a Adifore Finance LTD, otra sociedad a la que ya cedió estos derechos entre 2015 y 2020 y que solo operaba a nivel estatal.

Medidas de seguridad

Hoy mismo, la Audiencia Provincial de Madrid, presidida por el juez Juan Pablo González desde hace mes y medio, dará a conocer en un comunicado cómo será el dispositivo de seguridad y la cobertura informativa del juicio de Cristiano, que se resolverá en un solo día.

La defensa de Ronaldo, liderada por el prestigioso abogado José Antonio Choclán, ha solicitado que el acceso a la Audiencia de Ronaldo esté regido por unas importantes medidas de seguridad, acordes al impacto mediático del enjuiciado. Una vez dentro del tribunal, la defensa ha dejado en manos de la Sección 17 el ritual a seguir, consciente que Cristiano debe ser tratado como un ciudadano más que se enfrenta a un juicio penal en España. Tras el mismo, el futbolista regresará de inmediato a Turín y no tiene previsto dar ninguna explicación ni hablar con los medios presentes.