Estadio San Pablo, la casa del Écija Balompié
Estadio San Pablo, la casa del Écija Balompié
Tercera división

Écija Balompié, una resistencia heroica

El conjunto sevillano, que llegó a militar en Segunda división, se encuentra al borde de la desaparición tras una nefasta gestión económica

Actualizado:

A pesar de que este lunes un grupo inversor norteamericano compraba el Reus, los problemas económicos en el fútbol español continúan y un histórico andaluz, el Écija Balompié, corre un serio riesgo de desaparición a pesar de que los jugadores y técnicos que aún resisten en el Estadio San Pablo están haciendo todos los esfuerzos posibles a lo alcance para evitarlo. Con una deuda de más de 450.000 euros, fruto de la nefasta gestión de su propietario coreano Yong Gon Park, el tercer conjunto más importante de la provincia tras Sevilla y Betis busca con urgencia un comprador que no termina de llegar. La elevada cantidad que debe la entidad, que lleva meses sin pagar a sus trabajadores, asusta y ningún empresario se decide hasta ahora a dar un paso al frente para salvar a una entidad fundada en 1938. Pero mientras hay vida existe esperanza, y la afición astigitana confía en que las negociaciones que siguen abiertas lleguen finalmente a buen puerto.

(Écija, e club en el que jugadon Nolito, Gordillo y Wilfred)

La angustiosa situación económica vivida desde el comienzo de temporada ha provocado en las últimas semanas un goteo de salidas del vestuario andaluz. A pesar de que jugadores y técnicos han intentando resistir hasta el último minuto a la espera de una solución, la mayoría de ellos han ido abandonando la entidad durante las dos últimas semanas. El equipo, sin embargo, ha permanecido unido y ha mostrado un orgullo encomiable. El pasado fin de semana, el conjunto astigitano se desplazó a Coria con nueve jugadores de la primera plantilla, dos de ellos guardametas, y cinco juveniles. A pesar de que las circunstancias han obligado a suspender los entrenamientos en el último mes, el Écija arrancó un heroíco empate (1-1) que fue celebrado como un título de Liga por el más de un centenar de hinchas que se desplazaron para no dejar solos a los suyos.

Pero la agonía continúa y la situación del Écija Balompié se complica cada minuto que pasa. En la últimas horas, el club ha anunciado la marcha de sus futbolistas Juan Delgado, Héctor Galiano y Sergio «Sedeño», y también la salida de Rubén Díaz (segunda entrenador) y Manu Reina (ayudante técnico). «Actualmente solo tenemos seis jugadores de la primera plantilla», explica a este periódico Marc Domínguez, entrenador la pasada temporada en Segunda B y actual coordinador de la cantera. La situación, a pesar de que lo que queda de equipo se resiste a tirar la toalla, es ya insostenible. «El partido de la próxima semana ante el Salern Puente Genil ha sido aplazado ha petición nuestra. Agradecemos al club cordobés y la Federación su comprensión», añade.

Los mensajes de los jugadores se repiten en las despedidas. «Al final este día ha llegado. Es el momento de decir adiós al Écija Balompié y esta ciudad. Se acaba la ilusión con la que llegamos después de cinco meses por una experiencia desagradable por culpa de alquien que no representa a este gran club», ha escrito este mismo martes Héctor Galiano en las redes sociales, en referencia al propietario coreano que ha llevado al club a esta dramática situación. «Me voy orgulloso de haber dado todo por esta camiseta y por defender al 100% este escudo. Pero la situación se ha hecho insostenible y me veo en la obligación de abandonar», ha añadido el jugador en su comunicado.

A pesar de la salida de los jugadores, los aficionados no les reprochan nada y agradecen el esfuerzo y el sacrificio por el club que están demostrando hasta el último segundo. Aunque es consciente de que la situación es cada segundo mas dramática, la hinchada no pierde la esperanza y confía en un milagro de última hora para que el Écija Balompié pueda seguir en competición y, lo que es más importante, no acabar desapareciendo.

El Écija, que llegó a militar en Segunda división entre 1995 y 1997, compite ahora en el Grupo X de Tercera, donde ocupa la novena plaza en la clasificación