Fernando Alonso, durante los entrenamientos libres en Melbourne
Fernando Alonso, durante los entrenamientos libres en Melbourne - AFP

Fórmula 1 | GP de AustraliaAlonso salva el primer día

El asturiano acabó duodécimo en la primera jornada de Melbourne, lejos del dominante Hamilton, pero sin problemas. Sainz, séptimo

Actualizado:

Lewis Hamilton, tres veces campeón del mundo de Fórmula 1, fue el más rápido en la segunda sesión de entrenamientos libres del GP de Australia como lo fue en la primera, esta vez por delante del Ferrari del tetracampeón alemán Sebastian Vettel.

[Resultados del GP de Australia]

Hamilton estableció un mejor tiempo de 1:23.620 utilizando los neumáticos ultrablandos, ocho décimas mejor que su tiempo de la primera tanda de prácticas.

Acabó por delante de Vettel, el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), que fue tercero, el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari) y los dos Red Bull del australiano Daniel Ricciardo y el holandés Max Verstappen, quinto y sexto respectivamente.

Carlos Sainz (Toro Rosso) se ubicó en la séptima posición de la sesión cronometrada, con un tiempo de 1:25.084, a 1,4 segundos del líder de la sesión.

Fernando Alonso (McLaren-Honda) acabó en el duodécimo lugar, con un mejor registro de 1:26.000; con lo que ambos mejoraron sus posiciones de la primera sesión de entrenamientos.

Bottas, Hamilton y Raikkonen pusieron los mejores tiempos a los 15 minutos de sesión, con un 1.25.087 para el finlandés, después mejorado por su compañero Vettel (1.24.926).

El británico Jolyon Palmer (Renault) provocó una bandera roja cuando se cumplía la primera media hora de sesión, cuando su coche se descontroló al entrar en la recta de meta y se golpeó el eje trasero con las protecciones. Unos minutos después era el brasileño Felipe Massa (Williams) el que se quedaba parado, esta vez en la escapatoria de la décima curva.

Justo después Hamilton echaba por los suelos los tiempos del resto con un registro de 1.23.620 obtenido con los neumáticos ultrablandos, que mejoraba en 1,3 segundos los tiempos que gobernaban la tabla hasta entonces, con 47 minutos de sesión por delante.

Ya no se moverían los tiempos, con los pilotos acumulando rodaje sobre el trazado de Melburne y ensayando salidas desde la calle de garajes; con la única salvedad de la salida de pista del Sauber del sueco Marcus Ericsson, a falta de los últimos tres minutos de tiempo cronometrado.