Vuelta a España

La etapa del positivo: Froome atacó tras perder tiempo el día anterior en Los Machucos

El británico sacó 20 segundos de ventaja sobre Vincenzo Nibali, su máximo rival, en la llegada a Santo Toribio de Liébana

Actualizado:

Un ataque final a 500 metros de la meta fue la forma en la que Chris Froome, líder de la Vuelta a España, remató la etapa 18, con final en Santo Toribio de Liébana.

Fue un día después de sufrir como nunca en Los Machucos, etapa donde sí cedió terreno, y devolvió la mitad del golpe al italiano Vincenzo Nibali, al que aventajó en 21 segundos.

Froome aceleró a 500 metros de la meta y sólo resistieron Contador y el canadiense Michael Woods. El resto cedieron. «El equipo ha hecho un gran trabajo y cuando aceleré en la última subida, Poels me dijo por la radio que Nibali se quedaba y que siguiera acelerando. Hemos conseguido lo que estábamos buscando», expresó el británico tras la llegada.

Fue la respuesta de Froome después de los 42 segundos perdidos el día anterior en la meta de Los Machucos.