Miguel Ängel Gil Marín,, consejero delegado del Atlético
Miguel Ängel Gil Marín,, consejero delegado del Atlético - EFE
Atlético

Gil Marín: «No hay ningún futbolista imprescindible»

El consejero delegado afirma en la web del club que el Atlético necesita «jugadores comprometidos totalmente con el proyecto»

Actualizado:

Miguel Ángel Gil Marín, consejero delegado del Atlético de Madrid, dijo este domingo que «no hay ningún futbolista imprescindible» y que el club necesita que el grupo esté formado «por jugadores que quieran estar y sientan el orgullo de llevar esta camiseta», dos aspectos que deben «pesar más que la ambición de ganar más dinero».

En una entrevista en la página web oficial de la entidad, también destacó a Diego Simeone, del que «en dos temporadas se podrá escribir un libro sobre cómo un hombre en una década pudo cambiar la historia de un club centenario»; explicó que el club fichará «futbolistas de máximas garantías» y manifestó la intención de formar un grupo de jugadores «comprometidos totalmente con el proyecto».

«El club hizo un enorme esfuerzo por retener a Griezmann la pasada temporada. Es un gran futbolista, que ha hecho unas temporadas muy buenas en nuestro equipo y nos ha ayudado a competir a un gran nivel, pero tenemos que ser conscientes de que nuestra fuerza está en el grupo, en el compromiso de todos y cada uno de los miembros del vestuario», valoró.

Queremos jugadores implicados

«Necesitamos jugadores implicados completamente con el proyecto. Si para uno su nivel de ambición es superior a su nivel de compromiso hay que invitarle a dejar el club y contar con un grupo totalmente concentrado en el objetivo común», añadió.

«Necesitamos que nuestro grupo esté formado por jugadores que quieran estar y sientan el orgullo de llevar esta camiseta. Esto debe pesar más que la ambición de ganar más dinero. Hoy en día muchos jugadores quieren jugar en el Atleti, nuestro crecimiento nos ha convertido en un club muy atractivo para los grandes futbolistas. Pero es básico que los que estén demuestren un compromiso sin fisuras frente a motivaciones puramente económicas», subrayó.

También anunció que se confeccionará un equipo de «jugadores comprometidos totalmente con el proyecto, en el que el grupo está por encima de cualquier individualidad, y con el objetivo de continuar compitiendo al máximo nivel» como «todos estos años». «Los jugadores que han abandonado nuestra disciplina serán sustituidos por futbolistas de máximas garantías con el objetivo de seguir compitiendo y logrando los objetivos del club. No hay ningún futbolista imprescindible. El Atlético de Madrid está por encima de todo», advirtió.

Igualmente, expuso la importancia de que «algunos jugadores que han estado a la sombra de los líderes del vestuario den un paso al frente, que asuman el protagonismo que dejan los que se van, y que los que llegan se adapten rápidamente a la manera de entender el fútbol de Diego (Simeone), donde el grupo prima por encima de las individualidades». «Necesitamos que las incorporaciones se adapten rápido y que todo ello contribuya a que a la mayor brevedad posible volvamos a tener un equipo homogéneo, fuerte, con hambre, ilusión, solidario en el esfuerzo, humilde, pero a la vez ambicioso», agregó.

Al frente del equipo seguirá Simeone. «Él representa mucho, muchísimo, para mí y para el club. Estoy convencido de que en dos temporadas se podrá escribir un libro sobre cómo un hombre en una década pudo cambiar la historia de un club centenario» resaltó. «Escucho gente a la que no le gusta cómo jugamos, pero el fútbol profesional es competición, y en la competición sólo hay un objetivo: competir al máximo nivel para intentar ganar. Diego consigue los resultados necesarios para que el club viva una etapa de estabilidad», repasó.

«Y nuestra obligación es aprovechar esta estabilidad para crecer, para lograr la dimensión y estructura suficiente para que los que vengan después de Diego y de mí se encuentren con un club global, con unas muy buenas instalaciones y con una estructura deportiva, desde la Academia al primer equipo, que permita disfrutar de un futuro prometedor», declaró.

En su valoración de la actual temporada, Gil Marín expresó que hay que estar «muy satisfechos» con «todo» lo «conseguido». «El primer equipo ha conquistado la Supercopa de Europa y ha sido subcampeón por segundo año consecutivo de una Liga en la que compite con dos de los mejores equipos del mundo, con presupuestos que duplican el nuestro», señaló.

«En Europa nos mantenemos en la cuarta posición del ránking UEFA, lo que habla claramente de nuestro nivel de competitividad, insisto, pese a que por presupuesto nos superan 13 clubes», añadió Gil Marín, que también enfocó a los éxitos del equipo femenino, que «sigue haciendo historia», y recordó que el filial "luchará por el ascenso a Segunda División" y ha «nutrido al primer equipo de jugadores, demostrando la gran salud de la que disfruta" la "Academia (la denominación de la cantera del Atlético)».

Y defendió: «Es cierto que escucho a algunas personas que se quejan de la gestión o del juego del equipo. Yo les pediría por favor que valoren la situación actual del club, la mejor de su historia. Es difícil conseguir más de lo que conseguimos con los recursos de los que disponemos». «La mejor forma de contrastar que nuestro trabajo está teniendo unos buenos resultados es comprobar cómo somos la envidia de numerosos clubes europeos, que nos ponen de ejemplo a imitar por la eficiencia con la que gestionamos nuestros recursos», abundó.

En ese sentido, recordó los nueve títulos ganados «en los últimos nueve años», además de haber jugado dos finales de la Liga de Campeones, «algo que está al alcance de pocos clubes en Europa», según apuntó Gil Marín, que valoró la clasificación para el máximo torneo europeo «por séptimo año consecutivo, algo que únicamente siete equipos europeos han conseguido en este periodo». «Creo que estos datos dibujan una realidad aplastante y confirman que el proyecto camina en la dirección correcta», recalcó Gil Marín, que también transmitió un mensaje a la afición.

Mensaje a la afición

«En primer lugar, les pediría (a los aficionados) tranquilidad. Vivimos en un tiempo en el que todo transcurre a una gran velocidad, apenas se saborean los éxitos, todo se cuestiona y se tiende al pesimismo. Debemos detenernos un instante y analizar todo lo que los atléticos estamos viviendo en los últimos años para darnos cuenta de la bonita realidad que estamos disfrutando», dijo.

«En segundo lugar, les pediría confianza en el proyecto. El crecimiento del club en los últimos años no es consecuencia sólo del rendimiento del equipo, sino también del trabajo de muchos profesionales que dedican cada día muchas horas y mucha ilusión para construir un Atleti cada vez más grande», añadió.

«También les pediría que no cesen en su empeño de contribuir al crecimiento de nuestro club. Ellos son una parte muy importante de este proceso gracias a la transmisión de padres a hijos de los valores que nos caracterizan, acudiendo a los partidos, apoyando al equipo desde la distancia, formando parte de una peña atlética, luciendo nuestros colores con orgullo... Y por último, lo más importante, que sigan apoyando y animando al equipo como siempre han hecho», destacó.