Pelota vasca

Sancionan a un pelotari por exhibir una ikurriña en un Mundial

Bixintxo Bilbao ha sido suspendido de las competiciones internacionales durante un año

BilbaoActualizado:

A Bixintxo Bilbao le ha salido muy cara su decisión de exhibir la ikurriña en la entrega de medallas del pasado Mundial de Pelota Vasca. Una enseña no autorizada que, si el recurso de apelación no prospera, mantendrá apartado al jugador de los torneos internacionales durante un periodo de doce meses. Con el objetivo de revocar el castigo, el Gobierno vasco ha remitido ya una carta a la Federación en la que cuestiona la «propia legalidad» de una sanción que, bajo su punto de vista, «no sirve para lograr un escenario de armonía» en el deporte.

Los hechos se produjeron en el marco del Mundial de Pelota Vasca celebrado el pasado octubre en Barcelona. Concretamente, durante la entrega de medallas de la modalidad de trinquete, de la que resultó vencedora la pareja formada por Peio Larralde y Bixintxo Bilbao, miembros de la delegación francesa. Fue este último, natural de Ciboure (País Vasco francés), quien subió al podio con una ikurriña en la que estaba plasmado además el escudo utilizado por el independentismo vasco para reclamar la instauración de la llamada Euskal Herria, conformada también por Navarra.

Una enseña con claras connotaciones políticas que motivó la investigación de la Federación Internacional de Pelota Vasca, que en su resolución apela a la prohibición de exhibir públicamente cualquier «bandera no autorizada», como es el caso de la ikurriña.

Infracción «muy grave»

Se trata, según el artículo 5.G, de una infracción «muy grave» que conlleva la sanción de doce meses de inhabilitación para poder participar en competiciones internacionales. Esa es la pena que ha impuesto al jugador la FIPV, que en su resolución advierte además a la Federación Francesa de que en el futuro podrá ser también sancionada si se vuelven a producir este tipo de manifestaciones.

En su escrito, la FIPV recuerda que Bixintxo Bilbao no realizó ninguna alegación al pliego de cargos tras la incoación del expediente disciplinario, aunque el pelotari vascofrancés ya ha anunciado su decisión de interponer un recurso ante la Comisión de Apelación. Todo ello a pesar de que, lejos de aceptar su violación del reglamento, el jugador ha aseverado en declaraciones posteriores al suceso que no tendría reparos en volver a exhibir la ikurriña.

Desde luego, Bixintxo Bilbao no está falto de apoyos. El propio Gobierno vasco se ha volcado en la causa del pelotari, para quien ha pedido la absolución. En una misiva enviada a la FIPV, el Ejecutivo de Iñigo Urkullu cuestiona la propia «legalidad» de la sanción impuesta al pelotari, que a su parecer «no sirve para lograr un escenario de armonía y entendimiento» entre los agentes que intervienen «en la actividad de la pelota vasca».

Escrito del Gobierno vasco

«No alcanzamos a entender que mostrar en el podio de una competición deportiva la bandera de un territorio con el que el deportista pueda identificarse pueda afectar a la buena imagen de la Federación y sus órganos», alega en su escrito Jon Redondo, director de Actividad Física del Gobierno vasco, que asevera que la ikurriña «es un símbolo que se corresponde con la bandera de un territorio universalmente reconocido de manera oficial».

En esta línea, Redondo subraya que sancionar acciones de esta naturaleza «acaban por generar un mal ambiente que a nadie beneficia», pues, afirma, «existen distintas sensibilidades en los distintos colectivos intervinientes en la modalidad de pelota vasca».