José María Manzanares, durante la sesión de la campaña de Dolce & Gabbana
José María Manzanares, durante la sesión de la campaña de Dolce & Gabbana - d & G

José María Manzanares: «Dolce y Gabbana han entendido perfectamente el toreo»

Los valores de la Tauromaquia, ensalzados en la campaña de moda

Actualizado:

«Ha sido una experiencia buenísima, los diseñadores han entendido perfectamente cómo es mi profesión», asegura José María Manzanares en una entrevista que aparece en el vídeo lanzado por Dolce & Gabbana dentro de su campaña Spring Summer 2015.

«Si no hubiese sido torero, habría sido veterinario»

Las declaraciones del torero alicantino se fusionan con imágenes de gran belleza tomadas durante la sesión fotográfica que tuvo lugar en Milán junto a las modelos Bianca Balti, Vittoria Ceretti, Blanca Padilla e Irina Sharipova. Una magnífica ocasión para transmitir los valores de la tauromaquia, brindada gracias a la generosidad y complicidad de los diseñadores italianos.

Manzanares, en la campaña de los famosos diseñadores
Manzanares, en la campaña de los famosos diseñadores

En la entrevista Manzanares muestra su agradecimiento hacia Stefano y Domenico: «Me han transmitido muchísima confianza, me han dado mucha tranquilidad. Ha sido una experiencia buenísima, ambos han entendido perfectamente cómo es mi profesión. Me han respetado en todo momento». Una experiencia muy enriquecedora que le ha servido para comprobar que «son muy perfeccionistas y exigentes en su trabajo, como yo».

La influencia de su padre

El espada mediterráneo profundiza asimismo en los valores del toreo y habla sobre la influencia de su padre. «Yo he bebido de la fuente de mi padre; todo lo he aprendido de él, pero a la hora de interpretarlo sí nos diferenciamos mucho: yo lo siento de una manera que no tiene nada que ver a cómo la sentía mi padre».

Manzanares posa para D & G
Manzanares posa para D & G

Cuenta que el maestro «se mantuvo al margen» en su decisión de ser torero. «Ni me incitaba ni me quitaba las ganas. A las personas hay que dejarlas que elijan por dónde quieren que vaya su camino».

¿Y si no hubiese sido torero?, le preguntan en el vídeo. «Me hubiese gustado ser veterinario, pero luego empecé con los toros; si no hubiera sentido y experimentado tanto... El día que me retire no sé lo que voy a hacer» ¿A qué teme? «Lo que más miedo me da es la soledad...»

«He bebido de la fuente mi padre, pero nos diferenciamos mucho»

Habla de la importancia de la estética en la plaza: «Estoy expresando mis sentimientos y mi estética, si no perfecta, sí tiene que ser bella para el aficionado, que es el que me está viendo e intentando disfrutar de lo que hago». También recuerda aquella fecha «especial y complicada» de 2002 en Nimes -su debut de novillero- y se refiere al concepto del toreo: «Cada torero nace siendo torero, pero luego hay que buscarse y encontrarse para potenciarlo y que esa carrera salga adelante». Y sentencia que delante del toro «hay que estar con los cinco sentidos alerta».