El Teatro de la Zarzuela se convierte en el refugio de los artistas españoles
Una imagen del montaje de «La del manojo de rosas» de Emilio Sagi - abc

El Teatro de la Zarzuela se convierte en el refugio de los artistas españoles

La próxima temporada contará con las voces de Albelo, Moreno, Montiel, De León, Carlos Mena; y las batutas de Frühbeck de Burgos, Gómez Martínez, Encinar y García Calvo, entre otros

Actualizado:

«¿Qué necesidad tenemos de ir a Italia o a los países del Este para buscar un tenor para "I Pagliacci" sí aquí tenemos a Jorge de León, que es un cantante excelente?», se preguntaba este viernes Paolo Pinamonti a la hora de justificar los elencos -casi cien por cien nacionales- que nutrirán la programación de su segunda temporada al frente del teatro de la Zarzuela. «Un teatro que tiene entre sus objetivos tutelar el patrimonio español y también a los cantantes españoles», explicó en una concurrida rueda de prensa, en la que el director italiano -«no se me puede acusar de nacionalismo», puntualizó- estuvo acompañado por el director general del Inaem.

Miguel Ángel Recio también se manifestó en la misma linea. «Siento una gran satisfacción al ver todo un programa que cumple con la difusión del panorama español». Una palabra, panorama, que abarca dos aspectos: el repertorio musical y a los artistas españoles.

Así, en el próximo curso lírico el público que acuda a la Zarzuela podrá escuchar voces como las de Celso Albelo (que abrirá el año 2014 con un concierto), María José Montiel, María José Moreno, Juan Jesús Rodríguez, Jorge de León, Andeka Gorrotxategui, Alejandro Roy (que protagonizó hace unos meses el primer «bis» de zarzuela en este teatro en los últimos 30 años), Carlos Mena, Enrique Baquerizo, Ángel Ódena, Carlos Bergasa yJosé Julián Frontal, entre otros.

Voces que estarán compañadas por batutas tambíén españolas. Consolidadas, como la de Frühbeck de Burgos, que dirigirá en versión de concierto «La tempranica», como preámbulo a la temporada, y Gómez Martínez, que repite con Sagi, con la reposición de su recordado montaje de «La del manojo de rosas», de Sorozabal; mientras que José Ramón Encinar, que ya habrá abandonado la titularidad de la Orcam, dirigirá un concierto, con Joaquín Achúcarro al piano, con un programa monográfico dedicado a Beethoven. Abriendo un parentesis, se encuentra en la programción al director italiano Alberto Zedda, que dirigirá el «Stabat Mater» de Rossini y al que por diversos motivos, «se le puede considerar casi español», bromeó Pinamonti.

También los solistas tienen denominación de origen nacional. Al pianista vasco se añaden el onubense Javier Perianes y la violinista Leticia Moreno.

Entre las batutas jóvenes, con fuerte proyección internacional, veremos a García Calvo y a José María Moreno, que repiten curso, mientras que el trompetista Martín Baeza, que milita en las filas de la Deutsche Oper de Berlín desde hace años, debutará en este podio.

Recuperaciones y reposiciones

En cuanto a la programación, tras la versión en concierto de «La tempranica», abrirá la temporada un programa doble: la zarzuela «Los amores de Inés», compuesta por Manuel de Falla, que no se ha repuesto nunca tras su estreno en 1903. Estará acompañada de una nueva producción de «La verbena de la Paloma», de Bretón, «que fue maestro de Falla», explicó Pinamonti. José Carlos Plaza, que regresa tras su éxito en «El gato montés», será el encargado de la dirección de escena.

Le seguirá una joya del repertorio zarzuelístico, «La del manojo de rosas», en el montaje que marcó un antes y un después en la dirección de escena en este género cuando se estrenó en 1990, y que no ha parado de girar por toda España y fuera de ella. Contará con el entrañable Luis Varela.

Uno de los momentos álgidos será el estreno de la recuperación de «Curro Vargas», de Chapí, que contará con el debut en el género del director de escena Graham Vick. Pinamonti continúa así con su «progresiva internacionalización» de la zarzuela gracias a la «confrontación de artistas de prestigio procedentes de otros países y géneros» (este fin de semana era Alan Curtis el que se presentaba en este teatro con una zarzuela barroca). El reducido cupo internacional lo completa el director de orquesta italiano Donato Renzetti, que se hará cargo del programa doble compuesto por «Black el payaso», en el montaje que Ignacio García realizó para el teatro Español, y «I Pagliacci», en una nueva producción.

El capítulo barroco lo ocupará el espectáculo «De lo humano... y lo divino», que reunirá doce tonos del compositor Juan Hidalgo, «el creador de la ópera española», celebrando así el IV centenario de su nacimiento. Proyecto que liderará musicalmente el contratenor Carlos Mena.

La «Trilogía de los fundadores», como Pinamonti ha querido bautizar los tres últimos títulos, reúne tres zarzuelas compuestas por Gaztambide, Arrieta y Barbieri, los impulsores del teatro de la Zarzuela. En días consecutivos, se podrá escuchar, en version de concierto, las obras «Catalina» (1854), «El dominó azul» (1853) y «El diablo en el poder» (1856), lo que permitirá «valorar una época».

Para todos los públicos

Tras el éxito de la pasadas Navidades, Chaplin también repite. Se proyectarán, con música en directo, sus filmes «El circo», coincidiendo con el doble programa de «Black el payaso» y «I Pagliacci»; y «La quimera del oro».

Los niños también tendrán su temporada lírica dentro de la programación de la Zarzuela. Se desarrollará en la Universidad Carlos III, donde se podrán ver «La princesa árabe», de Arriaga, en una coproducción entre la Ópera de Cámara de Navarra y la ABAO; y «El paríso de los niños» de Valverde Sanjuán, en una nueva producción del teatro de la Zarzuela en colaboración con el Centro de Tecnologái del Espectáculo-Inaem.