Manel Navarro, durante uno de los ensayos previos a la final de Eurovisión - EFE / VÍDEO: D. G. TRIADÓ

Eurovisión 2017Manel Navarro: «Hay gente que se ha portado muy mal conmigo»

El representante español en Eurovisión admite que le han dolido las críticas que ha recibido y el poco apoyo de la comunidad eurofan. "Me merezco estar aquí y voy a disfrutar del momento", señala a 24 horas de la gran final

ENVIADOS ESPECIALES A KIEV (UCRANIA)Actualizado:

El 'vía crucis' de Manel Navarro llega a su fin. Tras cuatro meses en el ojo del huracán acusado de haber urdido un amaño para lograr ser el representante español en Eurovisión, el artista catalán llega a la final del festival exhausto y con todo en contra. Una parte de los eurofans lo detesta, las casas de apuestas vaticinan un desastre y la puesta en escena que ha preparado su equipo no convence a la prensa extranjera. Entre tantos nubarrones, la luz de la esperanza parece encarnarla el propio candidato, seguro de sus opciones pese a no verse ganando. "Yo creo que se lo va a llevar Portugal", señala. Según él, su actuación será un "baño de color" que animará al público europeo a bailar y a sumergirse en un ambiente cálido, playero y con muchas referencias al surf. "Así que a lo mejor no quedamos tan mal como la gente piensa", ríe mientras admite lo extremadamente difícil que ha resultado su periplo eurovisivo. ABC se cita con él a sólo 24 horas del gran momento de su carrera musical para hablar de esta agridulce experiencia que ya llega a su fin. ¿Y si por una casualidad consigue un buen resultado? "No voy a ser vengativo. Bueno... no lo sé", dice con gesto cómplice el representante español en Eurovisión más vilipendiado.

- Queda sólo un día para la gran final de Eurovisión. ¿Cómo te encuentras a sólo 24 horas de la gran cita? ¿Eres capaz de dormir por las noches?

- Me encuentro bien. Es verdad que me cuesta un poco conciliar el sueño pero no por temor a nada, sino porque tengo muchas ganas de que llegue ya mañana para vivir ese momento. Creo que este año llevamos algo bueno, perfectamente trabajado y va a salir todo bien.

- Va a salir todo bien en cuanto a actuación, puesto final en la clasificación...

- Cuando digo "todo bien" me refiero a la actuación. Con que salga lo que nosotros hemos pensado, yo ya sería feliz. Sobre el resultado, siempre digo que Eurovisión es impredecible. Finlandia estaba muy bien situada en las apuestas y quedó eliminada el martes en la semifinal. Siempre hay sorpresas en el festival.

- Ante la prensa internacional has comentado, aquí en Kiev, que los últimos meses que has vivido no se los deseabas a nadie. Supongo que te referías a la presión ejercida por los eurofans debido a las acusaciones de amaño que han sobrevolado desde un primer momento tu candidatura. ¿Te ha merecido la pena embarcarte en esta aventura pese a todas las descalificaciones que has sufrido?

- Cuando dije eso, me refería al momento de la preselección. No fue agradable estar ahí de pie recibiendo gritos, insultos, amenazas... y no poder hacer nada porque estás en un programa en directo. Incluso insultaban a miembros de mi familia, que estaban presentes en el plató y podía verles las caras que estaban poniendo. Reconozco que me duró dos días el bajón y luego ya me puse a trabajar a tope. Aunque es verdad que a veces sigo leyendo cosas que no creo que me merezca y duelen un poquillo...

- ¿Por ejemplo?

- Gente que te desea cosas malas... Hay personas que se están portando muy mal conmigo. Me hacen pagar por algo que creo que no me merezco. Pero ellos sabrán, yo siempre voy a ir con una sonrisa. Me merezco estar aquí y voy a disfrutar del momento.

- ¿Cómo definirías a los eurofans?

- Son muy intensos y pasionales. Viven Eurovisión a tope. Yo siempre lo comparo con el fútbol: si el Barça pierde, yo me enfado. Pues igual los eurofans con el festival.

- Sí, pero si juega España todos apoyamos a la Selección. Y aquí no todo el mundo está respaldando al candidato español...

- En este caso, parece que no. Pero es una minoría que hace mucho ruido.

- Antes de los ensayos, comentaste que no dabas credibilidad a las casas de apuestas hasta que el público no pudiera ver los ensayos. Ahora, a un día de la final, ocupas el penúltimo lugar. ¿Te preocupa ahora verte tan abajo?

- No me preocupa mucho estar en ese puesto. Hemos tenido mala suerte con lo que se ha filtrado de nuestros ensayos, ya que han cogido momentos donde no todo ha salido bien. Pero vamos a remontar, lo tengo claro.

- Igual el idioma nos ayuda, teniendo en cuenta que países que cantan en su lengua como Italia o Portugal están muy bien situadas en los pronósticos. ¿Va a ayudar el 'spanglish' en tu caso?

- Mi canción era sólo en inglés y estoy muy contento por el resultado que he conseguido al traducir parte de la letra al castellano. Le da un toque diferente y, hoy en día, el movimiento latino es brutal en el mundo de la música. Creo que ha sido muy oportuno incluir español en 'Do it for your lover' y quizá eso nos pueda ayudar también para conseguir un buen resultado.

- ¿Cuáles serán tus principales bazas mañana para convencer a Europa?

- Viendo las otras propuestas que se presentan este año, la nuestra es totalmente diferente. España es un baño de color y alegría frente a la mayoría de candidaturas, que han apostado principalmente por puestas en escena oscuras. Vamos a intentar a hacer bailar a toda Europa... y a lo mejor no quedamos tan mal (ríe).

- ¿Vas a ser vengativo si consigues un buen puesto?

- No, no voy a ser vengativo. Bueno... no lo sé (ríe) Pero no creo, no me considero tan mala gente.