«Magdalena dormida sobre el sepulcro vacío de Cristo», de Murillo
«Magdalena dormida sobre el sepulcro vacío de Cristo», de Murillo - KUNSTHALLE DE HAMBURGO

Los dibujos de Murillo, reordenados y catalogados

La Fundación Botín publica este vasto y ambicioso proyecto, que ha llevado a cabo Manuela Mena

MadridActualizado:

Hace una década la Fundación Botín acometió la ambiciosa tarea de publicar una serie de catálogos razonados de dibujos de los maestros españoles. Ya han visto la luz los de Eduardo Rosales, Antonio del Castillo, Pablo Gargallo, Alonso Cano, Mariano Salvador Maella y José Gutiérrez Solana. Ayer se presentó en Santander el dedicado a Murillo, en el que lleva enfrascada cuatro años Manuela Mena, jefe de Conservación de Pintura del XVIII y Goya del Museo del Prado. Fue el exdirector de este museo Alfonso E. Pérez Sánchez quien le hizo el encargo, que ha supuesto una investigación de una «extremada complejidad». Tanto que Manuela Mena confiesa que ha concluido el trabajo por «cumplir una promesa hecha por amistad».

«Retrato de Velázquez», de Murillo
«Retrato de Velázquez», de Murillo - BRITISH MUSEUM, LONDRES

En 2012 comisarió una exposición de dibujos de Murillo en la Fundación Botín de Santander, en la que reunió 45 obras. Su catálogo razonado incluye unas 115 (la mayoría de temática religiosa) que casi con total seguridad son del artista, amén de un puñado de dibujos que en su día se atribuyeron a Murillo y que Mena los asigna a otros artistas, como Alonso Cano, Valdés Leal, Antonio García Reinoso, Cornelio Schut, Herrera el Mozo o Clemente de Torres. Algunos de ellos son de la colección del Prado, pero la mayoría de la Kunsthalle de Hamburgo. A su vez, atribuye a Murillo nuevos dibujos. Es el caso de algunos incluidos en el «Álbum Alcubierre», de la Colección Abelló, y otros del British Museum. Como un «Retrato de Velázquez», que el museo británico tenía como anónimo y cuya atribución a Murillo se avanza por primera vez en este catálogo.

Cronología puesta al día

Más dudas advierte en «Perro dormido, enroscado sobre sí mismo», también del British Museum. «No hay seguridad absoluta en la atribución de este dibujo a Murillo, dice, pero la propuesta tiene una base estilística y técnica lo suficientemente firme como para proponerla aquí». En cuanto al «Retrato de clérigo joven», de la Hispanic Society de Nueva York, se creía que se trataba de un autorretrato de Murillo, pero Manuela Mena apunta que el retratado podría ser Justino de Neve.

«El buen pastor niño, sentado con una oveja», de Murillo
«El buen pastor niño, sentado con una oveja», de Murillo - MUSEO DEL PRADO

En 1976 se celebró en Princeton una exposición, comisariada por Jonathan Brown, que fue «el primer corpus de los dibujos de Murillo». Pero, según Manuela Mena, «esa ordenación tenía evidentes fracturas y contradicciones. No parecía suficiente para entender el proceso creativo de Murillo». Los estudios sobre el pintor, añade, «estaban anticuados, eran vagos». Creía necesario, pues, reordenar la cronología del sevillano para poder «comprender su obra dibujística, su progreso estilístico y su evolución técnica». En este catálogo Manuela Mena ha puesto orden y ha adelantado cronológicamente algunas obras consideradas tardías.

Un virtuoso

Entre las virtudes del Murillo dibujante, destaca Manuela Mena que «desarrolló un estilo y unos modelos únicos y personales» y que sus trabajos presentan «una técnica expresiva, un trazo libre, enérgico y preciso; una luminosidad impactante. Es un dibujante excepcional». Su virtuosismo, advierte, está a la altura de los grandes dibujantes, como Ribera. Le atribuye a Murillo un estilo personal, que se caracteriza por «la ligereza de sus pinceladas, la precisión de sus anatomías, un colorido cálido y armonioso...». Fue, añade, «el gran maestro sevillano de la segunda mitad del XVII».

«Inmaculada Concepción», de Murillo
«Inmaculada Concepción», de Murillo - MUSEO DEL PRADO

Pese a haber fundado en 1660, junto con Herrera el Mozo y Valdés Leal, la Academia del Dibujo en Sevilla, se ha conservado una selección muy escasa de su producción sobre papel. Lo atribuye Manuela Mena al «desinterés generalizado que había en España por los dibujos». El volumen incluye apéndices que abordan temas como las firmas e inscripciones de Murillo -importante para poder localizar otros dibujos- y la procedencia de sus dibujos (el conde del Águila, el barón de St. Helens, Francisco de Bruna, Nicolás de Omazur...). Para 2019 está previsto el catálogo razonado de los dibujos de Goya, también obra de Manuela Mena.