La carta, en una fotografía de archivo
La carta, en una fotografía de archivo - WIKIMEDIA

Exhiben la espeluznante carta que Jack el Destripador envió a la policía «desde el infierno»

El «Museo Negro» de Scotland Yard abrirá sus puertas mostrando los secretos más aterradores de los asesinos británicos

Actualizado:

«Desde el infierno. Señor, os envío la mitad del riñón que saque a una mujer y he conservado para vosotros». Con estas sencillas, pero crueles palabras, empieza la famosa carta que envió Jack el Destripador a la policía inglesa tras haber cometido el cuarto de los cinco crueles asesinatos que perpetró en las (hasta ese momento) tranquilas calles de Whitechapel.

A pesar de que su contenido es de dominio público desde hace años, pocos habían tenido la posibilidad de ver el papel original donde el asesino estampó sus letras. Sin embargo es sólo cuestión de días que la misiva sea mostrada al público en el «Museo Negro» (un lugar hasta ahora cerrado al público en el que Scotland Yard guarda una ingente cantidad de recuerdos espeluznantes de los asesinatos más destacables de la historia de Gran Bretaña).

Así lo ha afirmado el diario « The Independent», el cual ha podido corroborar que, tras meses de conversaciones, la Policía Metropolitana ha llegado a un acuerdo con el alcalde de la ciudad para exhibir miles de las piezas relacionadas con los crímenes ingleses que tienen en su poder. Entre ellas, precisamente, se encuentra la carta del Destripador, quien la habría escrito tras cometer el cuarto de sus asesinatos, el de Catherine Eddowes. Concretamente, la misiva fue enviada el 15 de octubre, más de dos semanas después de la muerte de la mujer.

Jack, además, adjuntó junto a ella un trozo de riñón al que se refería en su contenido, el cual incluimos a continuación: «Desde el infierno. Señor, os envío la mitad del riñón que saque a una mujer y he conservado para vosotros. La otra pieza la freí y comí con gran deleite. Quizá os envíe el cuchillo ensangrentado que lo sacó si aguardáis un poco más. Firma: Atrapadme cuando podáis». Durante años, se consideró que esta carta se había perdido. No obstante, las autoridades han confirmado que se halla en su poder.

Otros tesoros históricos

Junto a la carta de Jack el Destripador, la Policía Metropolitana exhibirá algunos de los objetos que, según afirman, han hecho vomitar a los agentes más experimentados. Entre ellos se destacan las cacerolas con las que el asesino en serie Dennis Nilsen hirvió la carne de sus víctimas o la soga con la que fue colgada Ruth Ellis, la última mujer ejecutada en el Reino Unido.