PROCLAMACIÓN DE FELIPE VI

La mañana de Don Juan Carlos durante la proclamación del nuevo Rey

El Rey ha seguido desde la Zarzuela los actos de proclamación de Felipe VI y ha salido al balcón del Palacio Real para saludar a los españoles

g.L.s. - Actualizado: Guardado en: Casa Real

Quienes han tenido consciencia del momento histórico que vivían, recordarán en detalle los actos de despedida de Don Juan Carlos y la bienvenida a la nueva generación, encarnada en Felipe VI. Las ceremonias han sido solemnes pero breves, y al valor institucional de los actos hay que sumarle el de las emociones.

Y lo cierto es que en el aire se respiraba un aroma a optimismo y a alegria contenida. Contenida, porque casi 39 años de reinado, son muchos años, y a algunos les costará «despedirse» de su Rey. Y alegría, porque la regeneración y la continuidad reavivan el ánimo. Quizás también porque el amplio cielo madrileño invitaba a relajarse y a disfrutar del momento. La carrocería inmaculada del Rolls Royce descubierto de los nuevos Reyes de España brillaba con total transparencia. La Guardia Real escoltaba a Felipe VI, erguido en el automóvil, mientras dejaba a los lados a la gente que agitaba las banderas de España y tomaba fotografías y vídeos con sus teléfonos.

En un momento en que los focos han intentado captar hasta el último ángulo de las ceremonias, cualquier gesto y detalle ha adquirido una gran importancia. Quizás por eso Don Juan Carlos ha preferido cederle el protagonismo a Felipe VI, y ha seguido desde Palacio la ceremonia de la proclamación del nuevo Rey. Su Majestad ha llegado al Palacio Real a las 12.12 del mediodía, mientras los Reyes de España recorrían el último tramo de su recorrido por las calles de Madrid.

Salida al balcón del Palacio Real

Los 21 disparos de las salvas de recibimiento y el himno nacional han dado la bienvenida a Don Felipe y a Doña Letizia a la entrada al Palacio Real, mientras el público gritaba «¡Felipe, Felipe!» y «¡Viva España!».

La Plaza de Oriente estaba abarrotada y cuando Don Felipe y Doña Letizia han salido al balcón del Palacio Real, acompañados por la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, la alegría contenida se ha transformado en una especie de abrazo que los ciudadanos han querido darle a sus nuevos Reyes. Los monarcas han saludado y han sonreido desde el balcón, cubierto bajo el estandarte con el escudo nacional, y al cabo de unos momentos se les han unido Don Juan Carlos y Doña Sofía. Los ciudadanos han gritado entonces el nombre de Juan Carlos y los aplausos han arreciado. Don Juan Carlos y Doña Sofía han saludado a la gente que le observaba desde la plaza. Y ha permanecido durante varios segundos escuchando el aplauso de los asistentes.

En alrededor de un minuto, han atravesado la puerta y han entrado de nuevo en el interior del Palacio. Tal como ya ha anunciado la Casa Real, ni Don Juan Carlos ni Doña Sofía estarán presentes en la recepción que se celebrará en el Palacio Real. A veces, los gestos más sencillos son los más importantes.

Toda la actualidad en portada