Las hermanas Arshakyanner, durante su actuación en Moscú | ABC
Actualizado Miércoles, 19-08-09 a las 06:56
En las llamadas de los azeríes para votar por su canción favorita del festival de Eurovisión 2009 había algo más que 12 puntos en juego. Al menos, sí para los 43 ciudadanos que decidieron votar a las hermanas Arshakyanner, representantes de Armenia en Moscú con su tema “Jan jan”. Estos votantes han sido interrogados por miembros del Ministerio de Seguridad de su país, llegando a ser considerados “antipatriotas” y una potencial amenaza para la seguridad nacional.
Y es que, el festival que se creó con la idea de volver a unir Europa tras la II Guerra Mundial, no parece estar logrando su objetivo. No al menos en el conflicto entre armenios y azeríes por el Alto Karabaj, un lugar de mayoría armenia (el 80%) que a día de hoy se considera todavía territorio azerbaiyano. La región fue entregada por Stalin a los azeríes en 1923, formando parte de la República Soviética de Azerbaiyán. Sin embargo, con la disolución de la Unión Soviética en 1989, la mayoría de población armenia se rebeló buscando la anexión con Armenia. Esto provocó un enfrentamiento entre ambos países que se cobró la vida de 35.000 personas, según datos de ACNUR. En 1991, la región declaró una independencia que de momento ningún estado soberano de las Naciones Unidas reconoce. La ONU solamente ha reconocido el nombre de República del Alto Karabaj, aunque como región perteneciente a Azerbaiyán. En la actualidad, Armenia quiere la plena soberanía y Azerbaiyán propone una situación de autonomía autogestionada.
Todo esto debieron ignorarlo los 43 azeríes que, olvidando rencillas históricas, disfrutaron con la melodiosa y pegadiza música de las hermanas Arshakyanner sobre el Olympiyski Indoor Arena de Moscú y las votaron. Esos 43 espectadores, sin embargo, no sólo se encontraron con la previsible decepción de ver que Azerbaiyán no otorgaba ni un solo punto a Armenia. Semanas después, el Ministerio de Seguridad Nacional les llamó para que explicaran por qué habían votado al país vecino. Rovshan Nasirli fue uno de ellos y, en declaraciones a la BBC, señala que fue interrogado bajo gran presión e insultado, además de llevarse el calificativo de “antipatriota”.
Todo parece indicar que la Seguridad Nacional del país registró los números de teléfono que habían optado por la opción armenia en el festival y buscó a los propietarios de esas líneas. Azerbaiyán, que participaba este año por segunda vez en el festival y que consiguió un honroso tercer puesto, ya está siendo investigada por la UER (Unión Europea de Radiodifusión) para esclarecer si la televisión de Azerbaiyán dio órdenes para que se impidiera ver la actuación en directo de las representantes de Armenia, ya que durante su actuación la imagen de la pantalla quedó oscurecida, aunque se pudo escuchar la canción de fondo.
En Eurovisión, las hermanas Arshakyanner sólo obtuvieron un décimo puesto en la tabla final con 92 puntos. Parece claro que quienes representen al país armenio el próximo año tendrán que contar con el olvido de su país vecino. Y no precisamente atendiendo sólo a meros criterios musicales.

Enviar a:

¿qué es esto?


Facebook ABC.es